Tronco de Navidad Nevado

Tronco de Navidad Nevado

Ha llegado la Navidad y ya es hora de empezar a pensar en postres especiales para impresionar a tus seres queridos. ¡Este tronco de Navidad es uno de ellos!

tronco de navidad

Este pastel de tronco de Navidad, suave y esponjoso, es un postre tradicional navideño que se asemeja a un tronco de árbol y se convertirá en la estrella de tus fiestas navideñas.

¿Qué es un Tronco de Navidad?

Este postre tiene su origen en Francia y evoca la antigua tradición de llevarse un tronco de árbol a cada casa y quemarlo para dar la bienvenida al solsticio de invierno a finales de Diciembre. Aunque algunos todavía queman el árbol de Navidad, con el tiempo la gente ha adaptado la tradición a la creación de una tarta de chocolate en forma de tronco para celebrar las fiestas.

tronco de navidad nevado

El tronco de Navidad, o Buche de Noel, consiste en un bizcocho de chocolate enrollado y relleno de nata y luego cubierto de un glaseado de chocolate, guardando un gran parecido con un tronco de árbol. Sin embargo, en este caso haremos un tronco de Navidad nevado, recubriendo el bizcocho con nata montada casera y con un relleno de dulce de leche. 

Aunque puede parecer un postre complicado de hacer, está compuesto de tres partes que luego hay que montar: el bizcocho, el relleno dulce de leche (que lo compras en el súper) y la cobertura de nata montada.

Cómo Hacer el Tronco de Navidad.

Bizcocho

1. En un bol grande, añade 5 yemas de huevo y bate con una batidora varillas durante un minuto. A continuación, añade 50 gramos de azúcar y sigue batiendo durante un minuto más hasta que espume y tenga un color amarillo pálido.

2. Precalienta el horno a 180ª arriba y abajo.

3. En un bol pequeño aparte, tamiza 60 gramos de harina, 1 cucharadita de levadura en polvo y una pizca de sal, y espolvoréalos sobre la mezcla de yemas. Con una espátula o cuchara de madera, mezcla con movimientos envolventes hasta que todo se integre.

4. Ralla una naranja y añade la ralladura a la mezcla de yemas. Sigue mezclando con movimientos envolventes hasta integrar. Asegúrate de quitar sólo la parte naranja de la piel, ya que la parte blanca amarga.

5. En otro bol, y con las varillas limpias, bate las 5 claras a velocidad media durante un minuto hasta que espume. Añade poco a poco 50 gramos de azúcar y sigue batiendo a velocidad alta durante 3 minutos hasta que estén a punto de nieve. Sabrás que ya están cuando, al darle la vuelta al bol, la claras no se caen.

6. Con la ayuda de una espátula, incorpora el merengue a las yemas en tres tandas. Mezcla con movimientos envolventes, de abajo a arriba y de arriba a abajo, hasta que se integren. 

7. Prepara una bandeja de horno con papel de horno y extiende la mezcla de manera uniforme (su textura es como la de una mousse) creando un rectángulo de aproximadamente 30×36 cm.

8. Mete el bizcocho en el horno precalentado durante 15 minutos.

9. Saca el bizcocho del horno y deja se enfríe a temperatura ambiente  durante una media hora.

Relleno

10. Una vez el bizcocho se haya enfriado, dale la vuelta sobre un nuevo papel de horno, o un trapo limpio de cocina, y despega con cuidado el papel de horno.

11. Extiende el dulce de leche sobre el bizcocho, dejando los bordes libres. Enrolla el bizcocho, cúbrelo con papel film y mételo en la nevera durante dos horas.

Cobertura

12. En un bol grande, bate 250 gramos de nata para montar a velocidad media hasta que espese. Añade 50 gramos de azúcar poco a poco y continúa batiendo durante diez minutos hasta que la nata quede espesa.

13. Saca el bizcocho enrollado de la nevera y cúbrelo de nata montada por todo el rollo de bizcocho, dejando los extremos al descubierto. Puedes repasar la crema con un tenedor para darle el aspecto de tronco, ¡aunque tenga nieve encima!

14. Corta los dos extremos del tronco, uno en diagonal y otro recto. Poner el corte diagonal en un lado del tronco. Pon la tarta en la nevera hasta el momento de servirla. Et voilà… ¡ya tienes un tronco de Navidad nevado listo para servir!

Antes de servir, puedes decorar el tronco con algunos arándanos, frambuesa u hojas de menta, espolvoreados ligeramente con azúcar glas.

Tronco de Navidad Nevado

Este pastel de tronco de Navidad, suave y esponjoso, es un postre tradicional navideño que se convertirá en la estrella de tus fiestas navideñas.
5 from 1 vote
Tiempo de preparación 45 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo de Reposo 2 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 10 personas

Ingredientes
  

Bizcocho

  • 5 huevos
  • 100 gr azúcar
  • 60 gr harina
  • 1 cucharadita levadura en polvo
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 1 pizca sal
  • 1 naranja

Relleno

  • 250 gr dulce de leche

Cobertura

  • 250 gr nata para montar
  • 70 gr azúcar

Elaboración paso a paso
 

Bizcocho

  • En un bol grande, añade 5 yemas de huevo y bate durante un minuto. A continuación, añade 50 gramos de azúcar y bate otro minuto más hasta que espume.
  • Precalienta el horno a 180ª arriba y abajo.
  • En otro bol, y con las varillas limpias, bate las 5 claras a velocidad media durante un minuto hasta que espume. Añade el azúcar y sigue batiendo a velocidad alta durante 3 minutos hasta que estén a punto de nieve.
  • Ralla una naranja y añade la ralladura a la mezcla de yemas. Sigue mezclando con movimientos envolventes hasta integrar.
  • Con las varillas limpias, bate las claras a velocidad media durante un minuto hasta que espume. Añade poco a poco 50 gramos de azúcar y sigue batiendo a velocidad alta durante 4 minutos hasta que estén a punto de nieve.
  • Con la ayuda de una espátula, incorpora el merengue a las yemas haciendo movimientos envolventes hasta que se integren. 
  • Prepara una bandeja de horno con papel de horno y extiende la mezcla de manera uniforme haciendo un rectángulo.
  • Mete el bizcocho en el horno precalentado durante 15 minutos.
  • Saca el bizcocho del horno y deja se enfríe a temperatura ambiente  durante una media hora.

Relleno

  • Una vez el bizcocho se haya enfriado, dale la vuelta y despega con cuidado el papel de horno.
  • Extiende el dulce de leche sobre el bizcocho, dejando los bordes libres. Enrolla el bizcocho, cúbrelo con papel film y mételo en la nevera durante dos horas.

Cobertura

  • En un bol, bate 250 gramos de nata para montar a velocidad media hasta que espese. Añade 50 gramos de azúcar poco a poco y continúa batiendo durante diez minutos hasta que la nata quede espesa.
  • Saca el bizcocho enrollado de la nevera y cúbrelo de nata montada por todo el rollo de bizcocho, dejando los extremos al descubierto.
  • Corta los dos extremos del tronco, uno en diagonal y otro recto. Poner el corte diagonal en un lado del tronco. Pon la tarta en la nevera hasta el momento de servirla. Et voilà… ¡ya tienes un tronco de Navidad nevado listo para servir!
Pinterest@yoquieropostre
Chocolate a la Taza

Chocolate a la Taza

El chocolate a la taza es una bebida caliente tradicional que nos ayuda a entrar en calor durante los días más fríos de otoño e invierno.

En mi memoria asocio el chocolate caliente a momentos de felicidad y confort en días de invierno. Si cierro los ojos, y pienso en una taza de chocolate caliente recién hecho, me vienen las siguientes imágenes: manta, chimenea, nieve, churros, buñuelos, roscón de reyes, Navidad.. ¿y a ti?

En España el chocolate a la taza es especialmente espeso y delicioso. Aunque se puede tomar perfectamente solo, lo solemos acompañar en el desayuno o merienda con churros, buñuelos o Roscón de reyes.

chocolate a la taza caliente

Existen tres momentos especiales según la tradición para comer estos dulces con chocolate caliente: buñuelos en Navidad, churros con chocolate en Año Nuevo y roscón de reyes el día de Reyes. ¡Pero ahora que tienes nuestras recetas, los puedes comer siempre que quieras!

chocolate a la taza

Cierto es que puedes encontrar chocolate a la taza en cualquier supermercado, pero merece la pena que lo hagas en casa por su sabor auténtico y por lo fácil que es de preparar.

Esta receta de chocolate caliente contiene maicena para darle esa textura espesa y tan especial que hace que no puedas esperar para darle el siguiente sorbo.

Cómo Hacer Chocolate a la Taza

1. En una cacerola, añade 500 ml de leche y 15 gramos de azúcar a fuego medio-alto hasta que hierva. Remueve un poco para que el azúcar se disuelva.

2. En un cazo, añade 250 ml de leche y 15 gramos de maicena. Remueve para que la maicena se disuelva.

3. Cuando veas las primeras burbujas, añade a la leche azucarada 200 gramos de chocolate negro (52% cacao). Y remueve con una cuchara de madera para que el chocolate no se pegue y se disuelva del todo.

4. Una vez el chocolate se haya disuelto, vierte la leche fría con maicena y sigue removiendo con la cuchara. Verás que el chocolate va cogiendo espesor.

5. Cuando veas que el chocolate empieza a hervir, retiras el chocolate del fuego y sigues remueve durante 3 minutos o hasta que todos los grumosos hayan desaparecido. El chocolate habrá adquirido el espesor deseado. Et voilà… acabas de hacer un delicioso chocolate a la taza para disfrutar de las tardes de invierno!

Para una merienda de ensueño, puedes mojar en este chocolate caliente unos riquísimos churros caseros, buñuelos o un bizcocho.

Si te gusta mucho el chocolate, otros postres de chocolate que puedes hacer son mousse de chocolate, brownie de chocolate, trufas de chocolate o esta tarta de chocolate.

Chocolate a la Taza

El chocolate a la taza es una bebida caliente tradicional que nos ayuda a entrar en calor durante los días más fríos de otoño e invierno.
5 from 3 votes
Tiempo de preparación 5 min
Tiempo de cocción 5 min
Plato Acompañamiento, Bebidas
Cocina Española
Raciones 5 personas
CALORÍAS 320 kcal

Ingredientes
  

  • 200 gr chocolate negro (52% cacao)
  • 750 ml leche entera
  • 15 gr azúcar
  • 15 gr maicena

Elaboración paso a paso
 

  • En una cacerola, añade 500 ml de leche y 15 gramos de azúcar a fuego medio-alto hasta que hierva. Remueve un poco para que el azúcar se disuelva.
  • En un cazo, añade 250 ml de leche y 15 gramos de maicena. Remueve para que la maicena se disuelva.
  • Añade a la leche azucarada 200 gramos de chocolate negro (52% cacao). Y remueve con una cuchara de madera
  • Vierte la leche fría con maicena y sigue removiendo con la cuchara.
  • Retira el chocolate del fuego cuando empiece a hervir y sigues remueve durante 3 minutos. Et voilà… acabas de hacer un delicioso chocolate a la taza para disfrutar de las tardes de invierno!

NUTRICIÓN

Calorías: 320kcal | Carbohidratos: 32g | Proteina: 7g | Grasa: 22g | Grasa saturada: 13g | Grasa polinsaturada: 1g | Grasa monosaturada: 7g | Colesterol: 18mg | Sodio: 58mg | Potasio: 220mg | Fibra: 4g | Azúcar: 23g | Vitamina A: 237IU | Calcio: 180mg | Hierro: 0.02mg
Pinterest@yoquieropostre
Crème Brûlée

Crème Brûlée

Esta receta de crème brûlée va a conquistar tus sentidos.

Crème brûlée significa crema quemada, y se podría decir es la prima francesa de nuestra crema quemada, la crema catalana.

Se les llama cremas quemadas porque están cubiertas por una costra de caramelo. Esa costra caramelizada es azúcar espolvoreada y quemada con un soplete de cocina o una plancha de hierro. Para llegar a la crema, y puedas disfrutar de su sabor, tienes que romper antes la capa de caramelo con la cuchara.

Historia de la Crème Brûlée

Los orígenes de la crème brûlée son aún inciertos, sin embargo, parece que la crema catalana tuvo gran influencia en la creación de este postre francés. Por un lado, la primera receta conocida de crema catalana aparece en un libro de cocina catalana del siglo XIV, Llibre de Sent Soví. Y también aparece en otro recetario medieval del sigo XVI, Llibre de Coch. Por otro lado, la primera referencia de la crème brûlée data del siglo XVII. Cuenta que el chef François Massialot dio origen a esta receta durante una comida organizada por Philippe d’Orléans.

Esta receta de crema de vainilla es uno de los postres más populares de Francia. Su textura cremosa sólo puede alcanzarse atravesando la crujiente costra de azúcar caramelizada.

Diferencias entre Crème Brûlée y Crema Catalana

Estas dos cremas pertenecen a la misma familia, pero existen ciertas diferencias entre ellas.

La primera está en el proceso de elaboración. La crema catalana se hace en el cazo , y ahí es donde consigue su consistencia. Además, lleva maicena que se usa para espesar. La creme brulee no lleva harina de maíz y requiere de un proceso más lento en el horno, consiguiendo así una textura cremosa y un sabor delicado.

Otra clara diferencia son los ingredientes que se utilizan para aromatizar la leche. En la creme brulee se pone vainilla a la leche, mientras que en la crema catalana se usa canela y raspadura de limón.

Cómo Hacer Crème Brûlée

1er paso: Aromatizar la leche

1. En una cazo, vierte 250 ml de leche.

2. Ahora corta dos vainas de vainilla por la mitad de manera longitudinal. Una vez abierta, raspa con el cuchillo por dentro para sacar las semillas y añadirlas a la leche.

3. Añade una corteza de limón. Te recomiendo usar un pela patatas o un cuchillo de verduras para no llevarte blanco de la cáscara, ya que amarga.

4. Pon todo a fuego medio (al nivel 6) y remueve durante 5 minutos hasta que llegue a ebullición. Cuando esté a punto de ebullición, lo quitas del fuego y reservas.

2º Paso: Encender el Horno

5. Precalienta el horno a 100 grados con calor arriba y abajo. Se va haciendo poco a poco.

3º Paso: Hacer la Crema

6. Separa 5 yemas de huevo de las claras. En un bol, pon las yemas y, con una varilla de mano, remueve muy despacio para que no espumen las yemas.

7. Añade 75 gramos de azúcar a las yemas e integras hasta que el azúcar se disuelva. Ten en cuenta que no pueden espumar las yemas.

8. Añade 250 ml de nata para montar a las yemas. Con las varillas de mano remueve, sin batir, hasta que se integren.

9. Una vez la leche aromatizada ha enfriado, y está a temperatura ambiente, cuélala con un colador y añádela a la mezcla de las yemas. Remueve suavemente con la varilla de mano hasta integrar.

10. Con cuidado, vierte la mezcla en los ramequines. En este paso, usé otra vez el colador para quitar todos los grumos. Esto lo hago para que la textura de la creme brulee sea más suave y fina., fino.

11. Mete los ramequines en el horno durante una hora y media. Recuerda que este tipo de cremas (crema catalana, natillas, creme brulee) cuando se enfrían espesan, por lo que no te preocupes si ves que la crema no está espesa del todo al sacarla del horno. Queda un poco líquida.

12. Saca la crema del horno y deja que se atempere unos diez minutos. Luego la metes en la nevera durante tres horas.

4º Paso: Hacer la Costra Caramelizada

13. Antes de servir, espolvorea azúcar encima de los ramequines y con un soplete de cocina quema el azúcar hasta crear la costra de caramelo que tanto nos gusta! El proceso consiste en acercar con cuidado la llama azul al azúcar; primero verás que el azúcar se va haciendo líquido para que luego se acabe tostando. Et voilà! Acabas de hacer unos de los postres franceses más famosos del mundo, la creme brulee!

boton-english

Puedes disfrutar de otras recetas francesas como la mousse de chocolate, islas flotantes, o pain perdu.

Crème Brûlée

Esta receta de crema de vainilla es uno de los postres más populares de Francia.
4.56 from 9 votes
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 1 h 30 min
Tiempo de Reposo 3 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 5 personas
CALORÍAS 324 kcal

Ingredientes
  

Crema

  • 5 huevos M
  • 75 gr azúcar
  • 250 ml nata para montar
  • 250 ml leche
  • 2 vainas vainilla

Costra Caramelizada

  • 75 gr azúcar

Elaboración paso a paso
 

Aromatizar la leche

  • En una cazo, vierte 250 ml de leche.
  • Ahora corta cada vaina de vainilla por la mitad de manera longitudinal. Una vez abierta raspa por dentro con el cuchillo y saca la pasta de dentro.
  • Añade una corteza de limón.
  • Ponlo a fuego medio (al nivel 6) y remueve durante 5 minutos hasta que llegue a ebullición. Cuando esté a punto de ebullición, lo quitas del fuego y reservas

Encender el horno

  • Precalienta el horno a 100 grados con calor arriba y abajo. 

Hacer la crema

  • Separa las yemas de las claras. En un bol, pon las yemas y, con una varilla de mano, remueve muy despacio para que no espumen las yemas.
  • Añade el azúcar a las yemas e integras hasta que el azúcar se disuelva. Ten en cuenta que no pueden espumar las yemas.
  • Añade la nata a las yemas. Con las varillas de mano remueve, sin batir, hasta que se integren.
  • Con un colador, añade la leche aromatizada a la mezcla de las yemas. Remueve suavemente con la varilla de mano hasta integrar.
  • Vierte la mezcla en los ramequines. En este paso uso también el colador.
  • Mete los ramequines en el horno durante una hora y media
  • Saca la crema del horno y deja que se atempere unos diez minutos. Luego la metes en la nevera durante tres horas.

Hacer la costra de caramelo

  • Antes de servir, espolvorea el azúcar encima de la crema y con un soplete de cocina quema el azúcar hasta crear la costra de caramelo que tanto nos gusta! Acercas con cuidado la llama azul al azúcar; primero verás que el azúcar se hace líquido hasta que luego se acaba tostando.

UTENSILIOS

Ramequin
Varilla de Mano
Cazo

NUTRICIÓN

Calorías: 324kcal | Carbohidratos: 21g | Proteina: 9g | Grasa: 23g | Grasa saturada: 13g | Grasa polinsaturada: 2g | Grasa monosaturada: 6g | Grasa Transgénica: 0.02g | Colesterol: 223mg | Sodio: 94mg | Potasio: 181mg | Fibra: 0.1g | Azúcar: 21g | Vitamina A: 1017IU | Vitamina C: 2mg | Calcio: 118mg | Hierro: 1mg
Pinterest@yoquieropostre
Peras al Vino

Peras al Vino

¡Hoy tenemos de postre peras al vino!

peras-al-vino

Este postre me encanta y te lo recomiendo si quieres dar un toque de color a tus postres para sorprender a los tuyos. En mi casa comemos mucho esta fruta, compramos las blanquillas y las conferencia.

¿Qué Tipo de Pera Usar?

Según la variedad de la pera, podemos comerlas a partir de verano o en otoño. Para esta receta, yo uso dos tipos, las blanquillas ( o de agua) que se recogen en verano, o la pera conferencia cuya recolecta es en otoño. Las primeras son muy jugosas, y las segundas son más dulces.

pera-al-vino

En esta época del año ( otoño ) me encanta hacer postres que se comen calientes o templados, como puede ser el caso de la tarta de manzana con hojaldre, el crumble de manzana, plátanos fritos o estas peras al vino.

En mi casa, como en la de Víctor, este postre es un clásico que no puede faltar en la mesa. La receta que compartimos con vosotros es la de la madre de Víctor, gran fan y colaboradora de nuestro blog con recetas como la de la tarta de queso fría.

pera

Este postres es muy fácil de hacer y está a la altura de comidas o cenas especiales. No sólo es un plato elegante, su mezcla de sabores de pera pochada con el vino tinto es único para el paladar.

¿Qué Tipo de Vino Usar?

Para este postre he usado un Rioja joven. No hace falta que compres un vino caro, porque sale riquísimo igual. He pagado 2,5€. Marcas de vino que he usado para este postre: San Asensio y Palacio de Beltrus.

Cómo Hacer Peras al Vino

1. En una cacerola alta, vierte un litro de vino, una cucharada de azúcar por pera (8 peras) y un vaso de agua (190 ml). Remueve un poco con una cucharada de madera a fuego lento (en el número 4 en vitrocerámica ) y ponle la tapa.

2. Pela las 8 peras (de agua o conferencia), dejándoles el rabito.

3. Una vez estén peladas, mételas dentro de la cacerola con el vino ya caliente. Deja que se cocinen una hora y cuarto a fuego lento (en el 5) con la tapa puesta, un poquito girada y entreabierta. Cada media hora asómate para ver como están. Se cocinan solas.

4. Después de una hora y cuarto, las peras están blanditas. Con ayuda de la cuchara de madera, agárralas una por una por el rabito y colócalas en el cuenco donde las vayas a servir. Ponlas de pie para la presentación.

5. Vierte el caldo en el cuenco donde están las peras. Si ves que el caldito de vino está muy líquido, déjalo veinte minutos más para que espese. Si no tienes tiempo, puedes poner el caldo diez minutos y a un fuego más fuerte (nivel 7).

6. Et voilà! Has cocinado una peras al vino riquísimas! ¡Ahora a disfrutar!

boton-english

Puedes acompañarlo con nata líquida o montada. Recomiendo que las sirvas templadas.

Peras al Vino

Este postre es un clásico que no puede faltar en la mesa.
5 from 5 votes
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 1 h 15 min
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 8 personas
CALORÍAS 202 kcal

Ingredientes
  

  • 8 peras blanquillas o conferencia
  • 8 cucharadas azúcar ( 190 ml )
  • 1 vaso agua
  • 1 litro vino tinto

Elaboración paso a paso
 

  • En una cacerola alta, vierte un litro de vino, una cucharada de azúcar por pera y un vaso de agua. Remueve un poco a fuego lento y ponle la tapa.
  • Pela las peras, dejándoles el rabito.
  • Una vez estén peladas, mételas dentro de la cacerola con el vino ya caliente. Deja que se cocinen una hora y cuarto a fuego lento (en el 5) con la tapa puesta.
  • Después de una hora y cuarto, las peras están blanditas. Con ayuda de la cuchara de madera, agárralas una por una por el rabito y colócalas en el cuenco donde las vayas a servir.
  • Vierte el caldo en el cuenco donde están las peras.
  • Et voilà! Has cocinado una peras al vino riquísimas!

NUTRICIÓN

Calorías: 202kcal | Carbohidratos: 41g | Proteina: 1g | Grasa: 0.3g | Grasa saturada: 0.04g | Grasa polinsaturada: 0.2g | Grasa monosaturada: 0.1g | Sodio: 6mg | Potasio: 287mg | Fibra: 6g | Azúcar: 30g | Vitamina A: 46IU | Vitamina C: 8mg | Calcio: 22mg | Hierro: 1mg
Pinterest@yoquieropostre
Buñuelos

Buñuelos

¡En mi familia comemos buñuelos desde que tengo uso de razón!

¿Pero Blanca, estos buñuelos no son circulares? Cierto, estos buñuelos son típicos del sur de España y son característicos por tener un agujero en el centro.

Este plato tradicional forma parte de una costumbre familiar que hacemos una vez al año. Cuando llega la Navidad, todos viajamos a Arcos de la Frontera para celebrar en familia el comienzo de estas fiestas.

Mi tía abuela Chari nos invita a todos a ir su casa, que tiene un patio muy grande, y ahí es donde fríen buñuelos para celebrar el inicio de las fiestas navideñas. A esto le llamamos la buñuelada.

Nada más sacar los buñuelos del aceite hirviendo, los escurren y ponen azúcar por encima. Los van pasando con bandejas y, mientras la gente come buñuelos, comenta cómo le ha ido el año y sus nuevos propósitos para el próximo año.

El toque mágico es el vaso de chocolate calentito que acompaña a este manjar, ya que en el patio fuera hace un poco de frío en esta época del año.

Se podría decir que es una tradición parecida a la de los churros, pero aquí en Arcos se hace con buñuelos.

La forma de hacer la masa y freír estos buñuelos es un auténtico arte. Sin embargo, es un postre tradicional que se prepara de distintas maneras tanto en España como en países de Latino América.

Esta receta original del sur de España que comparto contigo es para que puedas vivir, de la mejor forma posible, la increíble experiencia que pasamos todos juntos en la buñuelada de Navidad.

Cómo Hacer Buñuelos

Los buñuelos es un postre hecho de ingredientes básicos como harina, agua, sal y levadura. En el proceso de elaboración, es muy importante seguir las indicaciones de la receta para hacer la masa y freírlos para que te salgan esponjosos, ligeros, no muy gordos y bien hechos por dentro.

1. En un bol grande, pon 250 ml de agua caliente (no hirviendo), una cucharadita de sal y 50 gramos de levadura fresca. Disuelve.

2. Pon 250 gramos de harina e integra con la mano.

3. Una vez integrado, pon el resto de agua y harina e integra con la mano. 

¿Cómo Hacer la Masa?

La elaboración de la masa de buñuelos es clave para que te salgan unos buñuelos esponjosos y ligeros. La textura de la masa no es sólida ni muy líquida, es más bien pegajosa. La manera de mezclar la masa es muy importante: con la mano abierta, se va dando palmadas a la masa, sin aplastar ni amasar. Mezclas con la mano abierta hasta que toda la harina se haya integrado. Verás que se te pega en la mano mientras mezclas.

masa-bunuelos

4. Cuando la mezcla no tenga grumos de harina, lo tapas con un trapo y dejas que descanse una hora para que leve. No lo tapes con papel transparente porque es importante que entre aire. Pon el bol cerca de una fuente de calor. Yo lo pongo dentro del horno apagado durante una hora. Cuando pase la hora verás que la masa está burbujeante y más alta, tanto que es posible que esté tocando el trapo. Ten en cuenta que la masa va a crecer.

¡Ya tienes la masa lista para freír!

5. Vierte abundante aceite de girasol en un cazo, y ponlo a fuego alto (nivel 8 en vitrocerámica).

6. Pon en un cuenco pequeño con agua y sal al lado del cazo. Esto es para mojar tus manos y que no se pegue la masa en tu mano cuando vayas a freírlo.

7. Cuando el aceite esté caliente, con las dos manos humedecidas agarra y estira la masa y con los dedos gordos haces un agujero en medio. Una vez has hecho el agujero en el centro lo dejas caer con cuidado en el aceite caliente.

8. Fríe los buñuelos de uno en uno hasta que se doren por los dos lados. Cuando se dora un lado, durante unos 45 segundos, le das la vuelta para que se dore por el otro lado. En total, el buñuelo se fríe en minuto y medio. Usa una espumadera para darles la vuelta.

9. Cuando los sacas, los dejas en un papel absorbente para que absorba el exceso de aceite. Luego los emplatas y espolvoreas azúcar por encima. Et voilà! Has hecho unos deliciosos buñuelos al estilo tradicional!

No hay dos buñuelos iguales, ¡cada uno tiene su forma!

receta-bunuelos

Cómo Hacer Buñuelos. Receta Tradicional

Los buñuelos es un dulce tradicional hecho de ingredientes básicos como harina, agua, sal y levadura fresca. El arte está en cómo hacer la masa y freírlos.
4.88 from 8 votes
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 15 min
Tiempo de Reposo 1 h
Plato Merienda, Postre
Cocina Española
Raciones 8 personas
CALORÍAS 7 kcal

Ingredientes
  

  • 1 kilo harina
  • 1 litro agua
  • 50 gr levadura fresca
  • 1 cucharadita sal

Elaboración paso a paso
 

  • En un bol grande, pon 250 ml de agua caliente (no hirviendo), una cucharadita de sal y 50 gramos de levadura fresca. Disuelve.
  • Pon 250 gramos de harina e integra con la mano. Mezcla con la mano abierta, dando palmadas a la masa, hasta que toda la harina se haya integrado.
  • Pon el resto de agua y harina e integra con la mano. 
  • Cuando la mezcla no tenga grumos de harina, lo tapas con un trapo y dejas que descanse una hora cerca de una fuente de calor.
  • Vierte abundante aceite de girasol en un cazo, y ponlo a fuego alto (nivel 8 en vitrocerámica).
  • Pon en un cuenco pequeño con agua y sal al lado del cazo para mojar las manos.
  • Con las dos manos humedecidas agarra y estira la masa, y con los dedos gordos haces un agujero en medio
  • Fríe los buñuelos de uno en uno hasta que se doren por los dos lados. Cuando se dora un lado, durante unos 45 segundos, le das la vuelta para que se dore por el otro lado.
  • Saca los buñuelos del aceite y déjalos en un papel absorbente para que absorba el exceso de aceite. Luego los emplatas y espolvoreas azúcar por encima. Et voilà! Has hecho unos deliciosos buñuelos al estilo tradicional!

NUTRICIÓN

Calorías: 7kcal | Carbohidratos: 1g | Proteina: 1g | Grasa: 0.1g | Grasa saturada: 0.01g | Grasa monosaturada: 0.1g | Sodio: 299mg | Potasio: 38mg | Fibra: 1g | Vitamina A: 0.0003IU | Vitamina C: 0.01mg | Calcio: 5mg | Hierro: 0.2mg
Pinterest@yoquieropostre
Churros Caseros

Churros Caseros

Siempre que voy al pueblo de mi abuela desayuno churros, ¡y me encantan!

Cada vez que pruebo un churro recién hecho, deliciosamente crujiente por fuera y tierno por dentro, me recuerda la suerte que tenemos que este plato forme parte de nuestra cultura popular.

Nos gusta acompañar los churros con chocolate caliente cuando queremos celebrar momentos especiales como puede ser el desayuno de Año Nuevo o las meriendas de fin de semana con los niños. También nos gusta refugiarnos en el calor del churro y el chocolate durante las gélidas tardes de invierno.

El origen de los churros es un poco incierto, pues bien dicen que unos portugueses importaron la receta desde China a la Península Ibérica. Sin embargo, existe otra versión que dice que fueron los propios pastores españoles que inventaron este plato popular, de ingredientes básicos y de fácil elaboración, en el campo. El nombre de churro podría venir de las ovejas churras, una raza autóctona de Castilla y León.

La tradición del churro pasó del campo a los pequeños pueblos donde los churros se hacían en churrerías. Para mí no hay mejor olor por las mañanas que el de los churros y el pan recién hecho en los pueblos. 

De pequeña veía esas deliciosas figuras como un producto de repostería avanzada e imposible de hacer; sin embargo, nunca imaginé que aprendería a hacer churros.

Cómo Hacer Churros Caseros

A simple vista el churro es masa frita hecha de harina, agua y sal. Además nosotros le vamos a añadir clara de huevo y van a quedar espectaculares! Aunque ahora no lo creas, los churros son muy fáciles de hacer. Para ello he desglosado minuciosamente cada paso de esta receta para que te salgan perfectos a la primera.

Se pueden presentar en forma de lazo, de bastón o rectos; eso ya depende de tu creatividad y tu habilidad con la churrera. Y la forma de comerlos es rebozando el churro en azúcar, o mojarlo en chocolate caliente. 

Receta Paso a Paso

1. En un cazo pon 125 ml de leche, 125 ml de agua y una pizca de sal. Ponlo a fuego medio hasta que empiece a hervir.

2. Tamiza 150 gramos de harina sobre un cuenco pequeño, para luego añadir la harina tamizada al cazo con la leche y el agua. Cocina la harina durante un minuto y medio a fuego medio, a su vez ve removiendo sin que la masa se pegue a las paredes del cazo.

3. Retira el cazo del fuego y pon la masa en un bol. Añade una clara de huevo a la mezcla y sigue removiendo. Puedes amasar la mezcla con las manos, ¡pero cuidado con no quemarte! 

Consejo para este tercer paso: Amasa con las manos hasta que la masa absorba la clara de huevo. Sabrás que la masa está bien hecha cuando se pueda moldear sin que se peguen trozos en tus manos.

4. Deja reposar la masa durante 10 minutos.

5. Mientras reposa la harina, vierte abundante aceite suave (> 200 ml) en una sartén (24 cm) y ponlo a fuego medio durante 8/9 minutos hasta que consigan alcanzar los 180 grados. Para medir bien la temperatura, uso este termómetro de cocina.

10 minutos después…

6. Una vez el aceite está listo, con la masa haz la forma de un cilindro y mételo en una churrera. En esta ocasión he hecho 10 churros rectos de 10 cm cada uno; pero puedes hacer lazos, bastones, círculos o cualquier otra forma que te guste.

Consejos para este sexto paso:

  • Puedes freír los churros directamente en la sartén o ponerlos en papel horno para luego freírlos.
  • Te recomiendo usar una churrera. Si no tienes, otra forma de hacer los churros es usando una manga pastelera con una boquilla con forma de estrella.

7. Fríe los churros durante 3 minutos cada lado hasta que se doren. En total los churros están en la sartén 6 minutos aprox.

8. Saca los churros de la sartén con una espumadera y colócalos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

9. Pon 100 gramos de azúcar en un cuenco pequeño y reboza en azúcar los churros recién hechos. ¡Y a comer!

Si te gustan los postres tradicionales, prueba a hacer este riquísimo arroz con leche.

churros-easy-recipe

Cómo Hacer Churros. Receta Fácil y Casera

Si quieres desayunar o merendar churros, con esta receta lo tienes muy fácil. Los ingredientes son: harina, agua, sal y clara de huevo. ¡No podrás dejar de comerlos!
4.77 from 17 votes
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 6 min
Plato Desayuno, Merienda
Cocina Española
Raciones 10 unidades
CALORÍAS 54 kcal

Ingredientes
  

  • 150 gr harina
  • 125 ml leche entera
  • 125 ml agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 clara de huevo

Elaboración paso a paso
 

  • En un cazo vierte la leche y el agua, y añade una pizca de sal. Ponlo a fuego medio hasta que empiece a hervir.
  • Tamiza la harina y añádela al cazo con la leche y el agua. Cocina la harina en el cazo durante un minuto y medio a fuego medio.
  • Retira el cazo del fuego, pon la masa en un bol y añade una clara de huevo a la mezcla. Sigue removiendo. Puedes poner la masa en un bol y amasar con las manos.
  • Deja reposar la masa durante 10 minutos.
  • Mientras reposa la harina, vierte abundante aceite suave (> 200 ml) en una sartén de 24 cm y ponlo a fuego medio durante 8/9 minutos hasta que consiga los 180 grados.
  • Una vez el aceite está listo, con la masa haz la forma de un cilindro y mételo en una churrera.
  • Fríe los churros durante 3 minutos cada lado hasta que se doren. En total los churros están en la sartén 6 minutos aprox.
  • Saca los churros de la sartén con una espumadera y colócalos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite
  • Pon 100 gramos de azúcar en un cuenco pequeño y reboza en azúcar los churros recién hechos. ¡Y a comer!

NUTRICIÓN

Calorías: 54kcal | Carbohidratos: 10g | Proteina: 2g | Grasa: 1g | Grasa saturada: 0.2g | Grasa polinsaturada: 0.1g | Grasa monosaturada: 0.1g | Colesterol: 1mg | Sodio: 10mg | Potasio: 37mg | Fibra: 0.3g | Azúcar: 1g | Vitamina A: 20IU | Calcio: 17mg | Hierro: 1mg
Pinterest@yoquieropostre