Crepes Suzettes

Crepes Suzettes

Estos crepes suzettes es un postre que no puede faltar en tu recetario.

crepe-suzette

¿Os acordáis que en mi familia hacíamos concursos de cocina? Pues ya siendo mayores seguimos haciendo alguno que otro, por ejemplo, recientemente hicimos uno que se llamaba ¿Quién trae el mejor postre?

crepe-suzette-recipe

A esa cena decidí llevar estos crepes con salsa suzette… y fueron todo un éxito! 

Si quieres hacer una comida especial, estos crepes son una opción ideal para sorprender a tus invitados.

crepes-suzzetes

¿Se tienen que flambear siempre?

No siempre se flambean. Es cierto que el origen de estos crepes proviene de un accidente flambeando los crepes, pero están igual de deliciosos en caso de que no quieras hacerlo. Puedes añadir el licor mientras haces la salsa.

¿Quién inventó la Crepe Suzette?

La leyenda más difundida sobre el origen de este postre cuenta que, mientras un maitre preparaba unos crepes para el rey Eduardo VII, en ese momento Príncipe de Gales, se derramó e incendió accidentalmente en los crepes un licor de mandarina que había cerca. Este plato tuvo mucho éxito entre los comensales y el príncipe decidió que se llamara en honor a una joven que les acompañaba. Su nombre era Suzette.

crepe-suzzete

¿Qué licor se utiliza para hacer estos crepes suzettes?

En su origen, el licor que se utilizaba era Curaçao, pero hoy día se extendido el uso del licor de naranja como Grand Marnier o Cointreau. Hay personas que utilizan como sustitutivo brandy o ron.

¿Cómo se flambean los Crepes Suzettes?

Una vez los crepes se han impregnado de salsa Suzette , y con la campana extractora apagada, se vierte el licor y se flambea con la ayuda de un mechero o soplete. Se pueden flambear en la sartén o delante de los invitados vertiendo en último momento el licor de naranja.

crepes-suzettes-recipe

Cómo Hacer Crepes Suzettes

Para hacer este postre, hay que tener en cuenta tres partes: los crepes, la salsa suzette y el flambeado.

Crepes

1. Derrite 50 gramos de mantequilla en el microondas durante 40 segundos. Reserva.

2. En un vaso de batidora, vierte medio litro de leche entera, 3 huevos, 250 gramos de harina, una cucharadita de sal, 10 gramos de azúcar y la mantequilla derretida. Bate con la batidora de mano a media velocidad hasta obtener una masa homogénea sin grumos.

4. Con un colador, cuela la mezcla y déjala reposar una hora a temperatura ambiente o media hora en el frigorífico si no tienes tiempo.

5. Una vez ha pasado el tiempo de reposo, pon un pegote pequeño de mantequilla sin sal en una sartén de 24 cm, a fuego medio alto, y espera a que la mantequilla se derrita. Entonces, con un papel de cocina extiende la mantequilla por toda la sartén.

6. Con ayuda de un cucharón, vuelca un poco de masa de crepe en la sartén y ve girando la sartén para que la mezcla se reparta bien, quedando una crepe finita.

7. Deja que se haga la crepe, sin tocarla, un minuto aproximadamente. Levanta un poco el borde con la ayuda de una espumadera y, cuando veas que ya está dorada, dale la vuelta y espera a que se haga el otro lado. Retira la crepe del fuego y vuelve a empezar con otra.

Salsa Suzette

8. Pela y corta la piel de una naranja y luego, con las 2 naranjas, haz un zumo. Consejo: la manera de cortar la piel es a la juliana; esto es, primero pela la piel, sin lo blanco, y luego corta de manera longitudinal esa misma piel en laminas muy finitas.

9. En una sartén a fuego medio, añade 100 gramos de azúcar y 100 gramos de mantequilla pomada. Remueve hasta que empiece a caramelizar. Cuando empiece a cambiar de color, vierte el zumo de naranja y la piel cortada de naranja. Consejo: si no quieres flambear, puedes añadir un chorrito de Cointreau en este paso.

10. Cuando la salsa empiece a espesar, es el momento de bañar los crepes en la salsa. En la sartén, impregna bien cada crepe con la salsa y después los doblas dos veces formando triángulos o pañuelos.

Flambear Crepes Suzettes

11. Con la campana extractora apagada, rocía un chorrito de Cointreau sobre los crepes y flambea. Et voilà! Acabas de hacer unos riquísimos crepes suzettes.

El crepe suzette original se flambea, pero si no quieres hacer este último paso, no pasa nada, los crepes van a estar igualmente riquísimos! Lo que puedes hacer es añadir el licor antes.

Esta otra receta de crepes fácil y rápida es ideal para hacer una merienda deliciosa para los tuyos.

recipe-for-crepes-suzettes

Crepes Suzettes

Los crepes suzettes es un postre clásico que no puede faltar en tu recetario.
5 from 1 vote
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 30 min
Tiempo de Reposo 1 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 6 personas

Ingredientes
  

Crepes

  • ½ litro leche
  • 3 huevos
  • 250 gr harina
  • 50 gr mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de sal
  • 10 gr azúcar

Salsa Suzette

  • 2 naranjas
  • 100 gr mantequilla pomada
  • 100 gr azúcar

Flambeado

  • 30 ml Cointreau

Elaboración paso a paso
 

Crepes

  • Derrite mantequilla en el microondas. Reserva.
  • En un vaso de batidora, añade la leche, los huevos y la harina, una pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar y la mantequilla derretida. Bate hasta obtener una masa homogénea sin grumos.
  • Con un colador, cuela la mezcla y déjala reposar una hora a temperatura ambiente ,o media hora en el frigorífico.
  • Una vez ha pasado el tiempo de reposo, pon un pegote pequeño de mantequilla sin sal en una sartén a fuego medio alto, y con un papel de cocina extiende la mantequilla por toda la sartén.
  • Con ayuda de un cucharón, vuelca un poco de masa de crepe en la sartén y ve girando la sartén para que la mezcla se reparta bien.
  • Deja que cuaje un minuto aproximadamente. Cuando veas que ya está dorada, dale la vuelta y espera a que se haga el otro lado. Retira la crepe del fuego y vuelve a empezar con otra.

Salsa Suzette

  • Pela y corta a la juliana la piel de una naranja y luego, con las 2 naranjas, haz un zumo
  • En una sartén a fuego medio, añade el azúcar y la mantequilla pomada. Remueve hasta que empiece a caramelizar. Cuando empiece a cambiar de color, vierte el zumo de naranja y la piel cortada.
  • Cuando la salsa empiece a espesar, es el momento de bañar los crepes en la salsa. En la sartén, impregna bien cada crepe con la salsa y después los doblas dos veces formando pañuelos.

Flambeado

  • Con la campana extractora apagada, rocía un chorrito de Cointreau sobre los crepes y flambea. Et voilà! Acabas de hacer las famosas crepes suzettes.
KEYWORDS crepes suzettes
Pinterest@yoquieropostre
Churros Caseros

Churros Caseros

Siempre que voy al pueblo de mi abuela desayuno churros, ¡y me encantan!

Cada vez que pruebo un churro recién hecho, deliciosamente crujiente por fuera y tierno por dentro, me recuerda la suerte que tenemos que este plato forme parte de nuestra cultura popular.

Nos gusta acompañar los churros con chocolate caliente cuando queremos celebrar momentos especiales como puede ser el desayuno de Año Nuevo o las meriendas de fin de semana con los niños. También nos gusta refugiarnos en el calor del churro y el chocolate durante las gélidas tardes de invierno.

El origen de los churros es un poco incierto, pues bien dicen que unos portugueses importaron la receta desde China a la Península Ibérica. Sin embargo, existe otra versión que dice que fueron los propios pastores españoles que inventaron este plato popular, de ingredientes básicos y de fácil elaboración, en el campo. El nombre de churro podría venir de las ovejas churras, una raza autóctona de Castilla y León.

La tradición del churro pasó del campo a los pequeños pueblos donde los churros se hacían en churrerías. Para mí no hay mejor olor por las mañanas que el de los churros y el pan recién hecho en los pueblos. 

Cómo Hacer Churros Caseros

De pequeña veía esas deliciosas figuras como un producto de repostería avanzada e imposible de hacer; sin embargo, nunca imaginé que aprendería a hacer churros.

A simple vista el churro es masa frita hecha de harina, agua y sal. Además nosotros le vamos a añadir clara de huevo y van a quedar espectaculares! Aunque ahora no lo creas, los churros son muy fáciles de hacer. Para ello he desglosado minuciosamente cada paso de esta receta para que te salgan perfectos a la primera.

Se pueden presentar en forma de lazo, de bastón o rectos; eso ya depende de tu creatividad y tu habilidad con la churrera. Y la forma de comerlos es rebozando el churro en azúcar, o mojarlo en chocolate caliente. 

Receta Paso a Paso

1. En un cazo pon 125 ml de leche, 125 ml de agua y una pizca de sal. Calienta todo a fuego medio hasta que empiece a hervir.

2. Tamiza 150 gramos de harina sobre un cuenco pequeño. Añade la harina al cazo con la leche y el agua. Cocina la harina en el cazo durante un minuto y medio a fuego medio. Remueve hasta que la masa no se pegue a las paredes del cazo.

3. Retira el cazo del fuego, pon la masa en un bol y añade una clara de huevo a la mezcla. Sigue removiendo. Puedes amasar la mezcla con las manos, ¡pero cuidado con no quemarte! 

Consejo para este tercer paso: Amasa con las manos hasta que la masa absorba la clara de huevo. Sabrás que la masa está bien hecha cuando se pueda moldear sin que se peguen trozos en tus manos.

4. Deja reposar la masa durante 10 minutos.

5. Mientras reposa la harina, vierte abundante aceite suave (> 200 ml) en una sartén de 24 cm y ponlo a fuego medio durante 8/9 minutos hasta que consiga los 180 grados. Yo uso un termómetro de cocina para medir la temperatura.

10 minutos después…

6. Una vez el aceite está listo, con la masa haz la forma de un cilindro y mételo en una churrera. En esta ocasión he hecho 10 churros rectos de 10 cm cada uno; pero puedes hacer lazos, bastones, círculos o cualquier otra forma que te guste.

Consejos para este sexto paso:

  • Puedes freír los churros directamente en la sartén o ponerlo en papel horno para luego freírlos.
  • Te recomiendo usar una churrera para hacer los churros. Si no tienes, otra forma de hacer los churros es usando una manga pastelera con una boquilla con forma de estrella. En este caso, he utilizado esta churrera.

7. Fríe los churros durante 3 minutos cada lado hasta que se doren. En total los churros están en la sartén 6 minutos aprox.

8. Saca los churros de la sartén con una espumadera y colócalos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

9. Pon 100 gramos de azúcar en un cuenco pequeño y reboza en azúcar los churros recién hechos. ¡Y a comer!

Si te gustan los postres tradicionales, prueba a hacer este riquísimo arroz con leche.

churros-easy-recipe

Cómo Hacer Churros. Receta Fácil y Casera

Si quieres desayunar o merendar churros, con esta receta lo tienes muy fácil. Los ingredientes son: harina, agua, sal y clara de huevo. ¡No podrás dejar de comerlos!
5 from 4 votes
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 6 min
Plato Desayuno, Merienda
Cocina Española
Raciones 10 unidades
Calor. 63 kcal

Ingredientes
  

  • 150 gr harina
  • 125 ml leche entera
  • 125 ml agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 clara de huevo

Elaboración paso a paso
 

  • En un cazo vierte la leche y el agua, y añade una pizca de sal. Ponlo a fuego medio hasta que empiece a hervir.
  • Tamiza la harina y añádela al cazo con la leche y el agua. Cocina la harina en el cazo durante un minuto y medio a fuego medio.
  • Retira el cazo del fuego, pon la masa en un bol y añade una clara de huevo a la mezcla. Sigue removiendo. Puedes poner la masa en un bol y amasar con las manos.
  • Deja reposar la masa durante 10 minutos.
  • Mientras reposa la harina, vierte abundante aceite suave (> 200 ml) en una sartén de 24 cm y ponlo a fuego medio durante 8/9 minutos hasta que consiga los 180 grados.
  • Una vez el aceite está listo, con la masa haz la forma de un cilindro y mételo en una churrera.
  • Fríe los churros durante 3 minutos cada lado hasta que se doren. En total los churros están en la sartén 6 minutos aprox.
  • Saca los churros de la sartén con una espumadera y colócalos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite
  • Pon 100 gramos de azúcar en un cuenco pequeño y reboza en azúcar los churros recién hechos. ¡Y a comer!
KEYWORDS churros, churros caseros
Pinterest@yoquieropostre
Plátanos Fritos con Salsa de Naranja

Plátanos Fritos con Salsa de Naranja

¡Esta receta de plátanos de fritos con salsa de naranja no te va a dejar indiferente!

Lo que me gusta de los postres de nuestras abuelas es que los hacían con productos básicos, ¿quién no tiene en su casa azúcar, plátanos y naranjas? Sólo se necesitan estos tres ingredientes para hacer un auténtico manjar.

Ésta es otra receta de la abuela de Víctor, Nona, que está encantada con la idea de este blog y de poder aportar su granito de arena. ¡Gracias Nona! Otra de sus famosas recetas es esta tarta de chocolate y galleta.

Cómo Hacer Plátanos Fritos con Salsa de Naranja

1. Haz un zumo de naranja con 2 naranjas.

2. Impregna la sartén con una cucharada de mantequilla y lo pones a fuego lento-medio (nivel 4 en vitrocerámica). Tip: Usa una sartén en la que quepan los plátanos. En este caso yo utilizo una de 24 cm.

3. Corta longitudinalmente 2 plátanos.

4. Cuando la mantequilla empiece a chispear un poco pones los plátanos con la parte cortada hacia abajo. Lo dejas freír durante 12 minutos.

5. Cuando ya han pasado los 12 minutos (¡empieza a oler muy bien!), pones zumo de naranja hasta que cubra la mitad de los plátanos. Después echas 1 cucharada de azúcar por plátano, y remojas el lomo del plátano con el zumo que hay la sartén. Dejas que se hagan los plátanos y la salsa durante 25 minutos a fuego medio.

6. Se tiene que hacer la salsa, que es como una especie de almíbar. Puedes agitar un poco la sartén para que se distribuya bien la salsa. Cuando veas que ha espesado en ese tiempo, sin que llegue a caramelizar, lo apartas del fuego. Et voilà.. y de una manera muy sencilla acabas de hacer unos deliciosos plátanos fritos con salsa de naranja.

La textura de la salsa es más espesa que el almíbar y menos espesa que el caramelo. Si ves que carameliza antes de tiempo en la sartén, echa un poco más de zumo de naranja.

La textura del plátano al final no puede estar dura, sino blanda como sale en la foto de arriba. Si ves que está dura necesita un poco más de tiempo en la sartén.

Este postre se sirve tibio, y los plátanos sólo con la sala están bueníííísimos, pero puedes poner como acompañamiento nata montada o líquida para quien quiera.

Me encanta esta receta, es súper fácil de hacer y no necesitas mucho tiempo ¡Espero que la disfrutes saboreando esa textura y sabor increíble!

Otra receta con plátano es este bizcocho de plátano y chocolate.

receta-platanos-fritos

Plátanos Fritos con Salsa de Naranja

Esta receta de plátanos fritos con salsa de naranja no te van a dejar indiferente. Sólo vas a necesitar tres ingredientes: plátanos, naranjas y azúcar.
5 from 2 votes
Tiempo de preparación 5 min
Tiempo de cocción 37 min
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 2 personas
Calor. 166 kcal

Ingredientes
  

  • 2 plátanos
  • 2 naranjas
  • 4 cucharadas azúcar
  • 1 cucharada mantequilla

Elaboración paso a paso
 

  • Haz un zumo de naranja.
  • Impregna la sartén con una cucharada de mantequilla y lo pones a fuego lento-medio.
  • Corta longitudinalmente los plátanos.
  • Cuando la mantequilla empiece a chispear un poco pones los plátanos con la parte cortada hacia abajo. Lo dejas cocerse durante 12 minutos.
  • Cuando ya han pasado los 12 minutos (¡empieza a oler muy bien!), pones zumo de naranja hasta que cubra la mitad de los plátanos. Después echas 1 cucharada de azúcar por plátano, y remojas el lomo del plátano con el zumo que hay la sartén. Dejas que se haga la salsa durante 25 minutos a fuego medio.
  • Cuando veas que la salsa ha espesado, sin que llegue a caramelizar, lo apartas del fuego. Et voilà! Acabas de hacer unos deliciosos plátanos fritos con salsa de naranja.
KEYWORDS plátanos fritos, plátanos fritos con salsa de naranja
Pinterest@yoquieropostre
Natillas Caseras. Receta de la Abuela

Natillas Caseras. Receta de la Abuela

Las natillas caseras están dentro del amplio abanico de postres que hacía mi abuela y que, a día de hoy, me llevan del paladar a mi infancia.

Me acuerdo cuando íbamos a comer los domingos a casa de mi abuela. Yo iba feliz. Por dos motivos: ver a mi abuela y el postre de los domingos en su casa. Sabía que después de la comida iba a tener mi premio: ¡natillas!

Siempre las hacía porque sabía que nos encantaban a todos, aunque alguna vez quería variar con nuevos postres y es cuando llegaban mis pucheros. Era una niña de costumbres y no me gustaban mucho los cambios, sobre todo cuando se trataba de mis postres favoritos.

Reconozco que tenía idolatradas las natillas de casa de mi abuela, pensaba que sólo ella podía darle ese toque especial. Pero cuando me lancé a hacerlas por primera vez, me di cuenta que eran fáciles de hacer y estaban riquísimas, casi tanto como las de mi abuela.

Es un postre muy agradecido, la elaboración es sencilla y con ingredientes simples como la leche y el huevo. Cuando hagas más veces este postre casero, podrás ir dándole tu propio toque y aromatizarlas a tu gusto; ya sea con una rama de canela, con dos pieles de limón o un piel de limón y otra de naranja, dándole un aroma cítrico. Recuerda siempre pelar las pieles tanto de limón como de naranja sin lo blanco. 

Cómo Hacer Natillas Caseras

1. Lo primero que vamos a hacer es aromatizar la leche. En un cazo pon 800 ml. de leche entera con una rama de canela a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir. Vierte el resto de la leche en un vaso (200 ml.).

2. Mientras tanto, al vaso de leche le añades una cucharada de maicena, y remueve hasta que ésta esté bien disuelta.

3. En un bol bate 8 yemas con batidora de varillas, junto con el azúcar y el vaso de leche con maicena.

4. Una vez la leche con la canela empiece a hervir, la retiras del fuego.

5. Vierte la leche, con un colador, en el bol con la mezcla de las yemas, el azúcar y el vaso de leche con maicena, y remueve con un tenedor.

6. Pon la mezcla en un cazo a fuego bajo. Con la ayuda de una cuchara de madera ve dándole vueltas sin parar para evitar que empiece a hervir y se cuajen las yemas.

7. Vas a ver que sale espuma, sigue removiendo hasta que desaparezca. Cuando ya no tenga espuma, las natillas ya están hechas. Retíralas del fuego.

8. Cuela las natillas con un colador sobre una fuente honda y déjalas reposar en la nevera un par de horas hasta que se enfríen completamente. Et voilà! , ya tienes las natillas listas para degustar!

Si quieres probar a hacer más postres de nuestras abuelas y que nos recuerden a nuestra niñez, tienes recetas caseras como la de arroz con leche, flan de huevo casero, tarta de la abuela, bizcocho de yogur, o flan de leche condensada.

Y si quieres sorprender a tu familia con otra variedad de natillas, te invito a que pruebes las natillas con islas flotantes.

receta-natillas-caseras

Natillas Caseras. Receta de la Abuela

Estas natillas caseras están dentro del amplio abanico de postres de mi abuela. Es una receta muy fácil de hacer y te quedarán riquísimas.
4.92 from 12 votes
Tiempo de preparación 5 min
Tiempo de cocción 25 min
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 6 personas
Calor. 237 kcal

Ingredientes
  

  • 1 litro leche entera
  • 8 huevos
  • 100 gr azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 galleta María por ración

Elaboración paso a paso
 

  • Pon en un cazo la rama de canela y 800 ml. de leche entera a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir. El resto de la leche lo pones en un vaso (200 ml. ).
  • Al vaso de leche le añades la maicena y remueve hasta que se disuelva.
  • En un bol bate ocho yemas con el azúcar y el vaso de maicena.
  • Cuando la leche empiece a hervir retírala del fuego y la viertes, con un colador, en el bol.
  • Pon toda la mezcla en un cazo a fuego bajo y con una cuchara de madera remueve sin parar.
  • Cuando veas que sale espuma, sigue removiendo hasta que desaparezca. Cuando ya no tenga espuma, ya están hechas las natillas. Retíralas del fuego.
  • Cuela las natillas sobre una fuente honda y mételas en la nevera.
KEYWORDS natillas caseras
Pinterest@yoquieropostre
Pastel de Cumpleaños con Dulce de Leche

Pastel de Cumpleaños con Dulce de Leche

En nuestro recetario, este pastel de cumpleaños con dulce de leche ocupa un lugar muy especial.

A todos nos gustan repetir una y otra vez esos sabores que asociamos, de manera consciente o inconsciente, a los momentos de felicidad que vivimos en nuestra infancia, y con los cuales recreamos nuestros sentidos ya siendo adultos.

El proceso es el siguiente: te encuentras con ese sabor que tanto te gustaba en tu infancia, aunque ya seas todo un hombre o toda una mujer, empiezas a comerlo con tranquilidad y autocontrol, pero ves que por alguna extraña razón vas perdiendo ese aparente control y no puedes parar de comer … ¡hasta que te empachas! Descansas un tiempo  … incluso piensas que nunca más lo volverás a probar … pero al tiempo retomas la relación. Esto me ha pasado taaaantas veces!

Y a Víctor le ocurre lo mismo con el dulce de leche, es su perdición. Es capaz de comerse un bote entero en un día. Lo que más le puede gustar es cuando el dulce de leche se enrosca en la cuchara. Y lo come de todas las formas posibles: helado de dulce de leche, crepes con dulce de leche, tarta con dulce de leche, flan de dulce de leche o dulce de leche solo. 

Pastel de Cumpleaños para Niños y Adultos

¿Os imagináis un alfajor gigante? Pues es la imagen que siempre tiene Víctor de esta receta de pastel de cumpleaños. Cuando pruebas la textura de las distintas capas a la vez, bizcocho esponjoso y dulce de leche, no puedes dejar una miga en el plato! 

Cumpleaños fel…. mmmmmm. Esta tarta te va a poner a prueba en cualquier cumpleaños que celebres, cuando te toque el turno de cantar o felicitar a alguien sin la boca llena. Bueno, exagero un poco, pero estoy segura que no te va a defraudar. Y a medida que la vayas haciendo para más eventos, podrás ir personalizando la presentación a tu gusto.

Este pastel y la tarta de chocolate y galleta son las más solicitados en todos y cada uno de los cumpleaños que se celebran en su familia. Es una receta original de la abuela de Víctor, y distinta a otra que hayas podido probar, está muy rica y es fácil de hacer.

Cómo Hacer Pastel de Cumpleaños con Dulce de Leche

La elaboración de esta tarta de cumpleaños con dulce de leche consta de dos partes: el bizcocho y el montaje posterior con el dulce de leche y la cobertura de merengue.

1. Pon a calentar el horno a 180o arriba y abajo.

Bizcocho

2. Separa las yemas de las claras de 4 huevos y las pones en dos boles distintos. Reserva las claras. Tip: es importante que todos los ingredientes a la hora de hacer un bizcocho estén a temperatura ambiente, y no recién sacados de la nevera. Recuerda sacarlos un rato antes.

3. Pon en un bol 200 gramos de azúcar y las yemas, y lo bates todo junto con la batidora de varillas hasta blanquearlas, quedando todo el azúcar integrado en las yemas.

4. Agrega poco a poco el aceite de girasol mientras bates con la batidora de varillas a velocidad media, hasta que la mezcla absorba todo el aceite.

5. Ralla la piel de una naranja y reservas esta ralladura. Ahora exprime dos naranjas para hacer zumo, y lo añades poco a poco en la mezcla con la batidora media hasta que se integre del todo.

Ya tienes los ingrediente húmedos integrados, ahora vas a unir los secos.

6. En un bol unes 250 gramos de harina, una pizca de sal y la cucharadita de Royal. Vuelca en un colador un tercio de este polvo seco, tamiza encima de la mezcla de las yemas dando golpecitos al colador y, mientras, vas batiendo con la batidora de varillas a velocidad media. Repites este proceso hasta tres veces, para que no se hagan grumos.

7. Ahora añade la ralladura de la piel de naranja a la mezcla de las yemas, y bates a velocidad media.

8. Ahora es el turno de las claras. Lava bien las varillas y bates hasta que estén a punto de nieve. Esto lo sabes cuando están bien blancas y al darle la vuelta al bol, no se caen por su consistencia. Y lo unes a la mezcla del principio con la ayuda de una espátula haciendo movimientos envolventes para que no se baje.

9. Una vez esté todo integrado, lo vuelcas en un molde circular de 20 centímetros, el cual previamente ha sido untado con mantequilla y harina para que el bizcocho no se pegue. Otra opción es ponerle papel de horno.

10. Metes la mezcla en el horno precalentado a 180 grados durante 45 minutos. Pasado este tiempo, procura no abrir la puerta del horno antes, abre un poco el horno y pincha en el centro con una aguja y si sale limpia es que ya está listo. Y si sale manchada o húmeda lo dejas 5-10 minutos más. Va a depender mucho de tu horno y el molde que utilices, por eso es bueno pincharlo, para saber si está listo o está aún crudo.

11. Cuando el bizcocho esté listo, abre el molde y lo dejas enfriar en una rejilla. Cuando esté frío lo cortas en tres partes y cada capa lo rellenas con dulce de leche. Sé generosa con cada capa de dulce de leche, esta capa es lo que le va a dar la jugosidad al bizcocho.

Montaje

12. Ahora toca cubrir el bizcocho. Con una batidora de varillas montas 500 gramos de nata para montar y 150 gramos de azúcar, y lo cubres todo con la nata montada. Yo he usado una manga pastelera para hacer una pequeña decoración… Et voilà! Tienes listo un riquísimo pastel de cumpleaños para disfrutar en familia y con amigos.

Si te ha gustado este pastel de cumpleaños, y quieres probar a hacer otras recetas de tartas de cumpleaños, te recomiendo la tarta de chocolate y galleta, la tarta de limón y merengue o la tarta con mousse de chocolate y galletas.

receta-pastel-cumpleanos

Pastel de Cumpleaños con Dulce de Leche

Una receta original de pastel de cumpleaños con dulce de leche, creada para sorprender tanto a niños como a adultos.
5 from 6 votes
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 45 min
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 10 porciones

Ingredientes
  

Bizcocho

  • 250 gr de harina
  • 200 gr azúcar
  • 4 huevos
  • 125 gr de aceite
  • 2 naranjas
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura Royal

Montaje

  • 1 bote de dulce de leche
  • 500 ml de nata para montar
  • 150 gr azúcar

Elaboración paso a paso
 

Bizcocho

  • Pon a calentar el horno a 180º arriba y abajo.
  • Separa las yemas de las claras. Reserva las claras.
  • Vierte en un bol el azúcar y las yemas, y lo bates todo junto con la batidora de varillas hasta blanquearlas.
  • Agrega poco a poco el aceite de girasol a la mezcla de yemas mientras bates con la batidora de varillas a velocidad media.
  • Ralla la piel de una naranja y reservas esta ralladura. Ahora exprime dos naranjas para hacer zumo, y lo añades poco a poco a la mezcla de yemas con la batidora a media velocidad hasta que se integre del todo.
  • En un bol une la harina, una pizca de sal y la cucharadita de Royal. Con un colador, tamiza este polvo seco encima de la mezcla de yemas y, a su vez, bates con la batidora de varillas a velocidad media. Así tres veces, para que no se hagan grumos.
  • Añade a la mezcla la ralladura de la piel de naranja a la mezcla, y bates a velocidad media.
  • En otro bol aparte bates las claras hasta que estén a punto de nieve, y las unes a las yemas con una pala haciendo movimientos envolventes para que no se baje.
  • Una vez esté todo integrado, lo vuelcas en un molde circular de 20 centímetros.
  • Metes la mezcla en el horno precalentado a 180 grados durante 45 minutos.

Montaje

  • Cuando el bizcocho esté listo, abre el molde y lo dejas enfriar en una rejilla. Cuando esté frío lo cortas en tres partes y cada capa lo rellenas con dulce de leche.
  • Con una batidora de varillas montas la nata y el azúcar, y luego cubres todo el pastel con la nata montada… Et voilà! Tienes listo un riquísimo pastel de cumpleaños. 
KEYWORDS pastel de cumpleaños, tarta de cumpleaños
Pinterest@yoquieropostre


Flan de Leche Condensada

Flan de Leche Condensada

¡No te vas a poder resistir a este flan de leche condensada!

A Victor y a mí nos une la misma pasión por los dulces y los postres caseros. Es oficial: ¡somos glotones! Y además hemos tenido la suerte de formar parte de familias numerosas con cultura de comer bien y disfrutar de cada bocado, claro está que a veces tenías que ser el más rápido, o por lo menos no ser el más lento 🙂

En nuestras casas los postres ocupan un lugar importante. No por ser lo último tienen que ser menos, nosotros siempre los tratamos con mucho mimo y cariño, sobre todo porque son el broche de oro a las comidas.

Cuando Víctor era pequeño le encantaba el flan. Tanto era su obsesión por el flan que nada más despertarse desayunaba flan, comía flan y cenaba flan. Y si fuera por él sólo hubiera sido flan.

Su paso natural era que aprendiera a hacerlos él mismo, así podría comer cuantos quisiera.

Entonces su abuela le dio una receta casera que no le pudo rechiflar más, contenía dos de las cosas que más le podían gustar en ese momento: flan de huevo y leche condensada.

Según su hermana pequeña, uno de los recuerdos más felices de su infancia era cuando Víctor hacía este flan para el postre: “Le salían impresionantes, aún me acuerdo de su textura y al cortar el flan la pared estaba completamente lisa, sin grumos”.

Con esta receta casera de la abuela de Víctor sabrás cómo hacer un flan de leche condensada delicioso y muy fácil con sólo cuatro ingredientes: leche condensada, leche entera, huevos y azúcar

Cómo Hacer Flan de Leche Condensada

Este flan, a diferencia del flan de huevo casero, lo vamos a hacer con una flanera grande.

  • Prepara el baño María poniendo el horno a 180° y metiendo una fuente con agua hasta la mitad, para que se vaya calentando el agua.
  • Ahora pon en un cazo 125 gramos de azúcar y una cucharadita de agua a fuego fuerte. No remuevas el azúcar, sólo agita el cazo hasta que que vaya mezclándose bien el azúcar y cogiendo color de manera uniforme. Cuando esté dorado lo apartas del fuego y viertes el caramelo en la flanera. Lo reservas y dejas enfriar.
  • Vierte en un bol 1 bote pequeño de leche condensada (370 gramos) y, usando como medida ese mismo bote de leche condensada vacío, añade 1 bote de leche entera. Remueve con la espátula hasta que esté todo integrado.
  • En otro recipiente pon 4 yemas de huevo y lo bates con un tenedor bien.
  • Añade las yemas a la leche y los remueves todo bien con la espátula o una varilla de mano hasta que quede todo bien incorporado. Y reservas.
  • Con las claras que te han sobrado, las montas a punto de nieve con una batidora de varillas a velocidad alta.
  • Una vez tengas las claras montadas, lo mezclas todo con una espátula, removiendo de forma envolvente para que no se baje el volumen de las claras.
  • Ahora, con la mezcla bien integrada, viértela en la flanera previamente caramelizada. Recomendación: pasa la mezcla por un colador mientras la vuelcas en la flanera para quitar posibles grumos y rebajar un poco las burbujas.
  • Tapa la flanera y métela dentro del baño María que ya tenías preparado en el horno. Cierra la puerta del horno y 50’ después tu flan de leche condensada ya estará listo. Asegúrate que esté hecho pinchando una aguja. Si sale manchada déjalos unos minutos más. Si sale limpia es que ya está cuajado.
  • Déjalo enfriar unos diez minutos a temperatura ambiente antes de meterlo en la nevera. El tiempo de reposo en la nevera es de 3 horas.
  • Cuando lo vayas a comer lo desmoldas pasando un cuchillo para despegar los bordes. Pon un plato encima de la flanera y dale la vuelta. Et voilà ya tienes listo el flan que te teletransportará a tu infancia!
lan-de-leche-condensada-receta-abuela

Flan de Leche Condensada. Receta de la Abuela

Con esta receta sabrás cómo hacer un flan de leche condensada delicioso y muy fácil con sólo cuatro ingredientes: leche condensada, leche entera, huevos y azúcar.
5 from 9 votes
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 50 min
Tiempo de Reposo 3 h
Plato Postre
Cocina Española
Raciones 8 personas
Calor. 261 kcal

Ingredientes
  

Flan

  • 1 bote de leche condensada 370 gramos
  • 1 bote de leche entera
  • 4 huevos

Caramelo

  • 125 gr azúcar
  • 1 cucharada agua

Elaboración paso a paso
 

  • Precalienta el horno a 180° y prepara el baño María metiendo una fuente con 3 dedos de agua.

Caramelo

  • En un cazo pon el azúcar y el agua a fuego fuerte. Ve agitando el cazo hasta que se vaya dorando el azúcar de manera uniforme. En cuanto esté el caramelo lo apartas del fuego y viertes en la flanera. Lo reservas y dejas enfriar.

Flan

  • Vierte en un bol un bote de leche condensada y la medida de un bote de leche entera. Remueve hasta que esté todo integrado.
  • En otro recipiente pon 4 yemas de huevo y lo bates bien.
  • Añade las yemas a la leche y lo integras todo bien. Y reservas.
  • Monta las claras a punto de nieve y luego lo mezclas todo junto con una espátula, removiendo de forma envolvente.
  • Ahora vierte esta mezcla en la flanera previamente caramelizada.

Al baño María

  • Tapa la flanera y métela dentro del baño María que ya tenías preparado en el horno. Cierra la puerta del horno y 50’ después tu flan de leche condensada ya estará listo.
  • Este paso lo puedes hacer en una olla exprés y hacerlo en 25 minutos.
  • Una vez transcurrido el tiempo, pincha una aguja en el flan. Si sale limpia, el flan está listo.

Reposo

  • Déjalo enfriar unos diez minutos a temperatura ambiente antes de meterlo en la nevera. El tiempo de reposo en la nevera es de 3 horas.
  • Cuando lo vayas a desmoladar, usa antes un cuchillo para despegar los bordes. Pon un plato encima de la flanera y dale la vuelta. Et voilà ya tienes listo un delicioso flan de leche condensada!

Utensilios

KEYWORDS flan de leche condensada, flan de leche condensada casero
Pinterest@yoquieropostre