Tarta de Queso Fría “Acacia”

Tarta de Queso Fría “Acacia”

“La mejor tarta de queso fría que vas a probar “, me decía una y otra vez.

2008 fue un año muy especial para Víctor . De él guarda dos buenos recuerdos: el primero fue ver a España ganando a Italia en la tanda de penaltis en la Eurocopa, y el segundo comer la tarta de queso fría «Acacia».

Ese verano Víctor hizo un viaje a Sudáfrica con su familia. Querían conocer Johannesburgo y alrededores.

En una de sus paradas fueron a visitar una finca que se llamaba “Acacia”. En esa finca, me cuenta, había animales de todo tipo: jirafas, avestruces, impalas.. Auténtica fauna africana.

Los animales y la luz del amanecer era lo que más le gustaba de aquel paraje lejos de casa. Lo que más.

Pero en la cena todo cambió.

Estaban todos en la mesa, y empezaron a llegar platos sorprendentemente exquisitos. Ningún restaurante de moda en Madrid envidiaría el nivel de cocina que se estaba viviendo aquella noche.

Y cuando parecía que nada podía superar esa cena. Apareció ella. Tímida y elegante. Cremosa y suave.

Aquella tarta de queso sin horno fue el gran broche de oro a aquel festín gastronómico. Fue la reina de la fiesta.

Puedes comerla sin nada encima o al estilo cheesecake con un poco de salsa de frambuesa.

Tarta de Queso Philadelphia con Base de Galleta

Dos días después de nuestra conversación, me dispuse a hacer este pastel de queso siguiendo las indicaciones de la receta. En la receta original se usaba crema de queso del lugar, pero en este caso vamos a usar un igual que es la crema de queso Philadelphia, ¡y la tarta sigue saliendo igual de increíble!

Y para la base de galletas uso las Digestive.

Ésta es una receta casera muy especial, pues la madre de Víctor la descubrió en un lugar lejano y maravilloso que está a más de 10.000 kilómetros de su casa.

Nada más hacerla, la pruebo.

Se la doy a mi hermana Lucía a probar. Confirma mis sospechas: es la mejor tarta de queso que hemos comido en nuestras vidas.

Receta de Tarta de Queso Fría Sin Horno «Acacia»

Hacer esta tarta de queso consta de 3 partes:

El relleno

  • Llena hasta arriba una taza pequeña de zumo de limón recién exprimido, o lo que equivale a 100ml.
  • Vierte en un cuenco la leche condensada y le añades el zumo exprimido. Remueve a mano hasta que todo quede bien integrado. Y lo pones a un lado. 
  • En otro bol pon 500 gramos de queso Philadelphia y le añades una cucharadita de esencia de vainilla. Es importante que el queso esté a temperatura ambiente para que se mezcle bien. Remuévelo con la batidora de varillas. Lo pones a un lado
  • En otro bol vierte 300 gramos de nata  y la montas con la batidora de varillas hasta que quede firme.
  • Añade la leche condensada con zumo de limón a la mezcla de queso Philadelphia con esencia de vainilla e integra bien con la batidora de varillas.
  • Añade la nata a la mezcla poco a poco, con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes.

La base de galletas

  • Tritura 14 galletas Digestive mezcladas con 2 cucharaditas de mantequilla algo derretida. Yo lo hago en una picadora de mano, también la puedes hacer con la Thermomix o a mano metiendo las galletas en una bolsa y pasando por encima un rodillo o una botella de vino.
  • Prepara la base del molde poniendo un papel de hornear para que sea más fácil desmoldar. Usa un molde desmontable de 25cm. Pon el papel en la base y luego pon el aro.

El montaje 

  • Vuelca el polvo de galletas en el molde y aplasta bien la mezcla con la ayuda de una cuchara.
  • Echa encima la mezcla y con la ayuda de la espátula repártelo bien hasta que quede uniforme.
  • Mete la tarta montada en la nevera durante 3 horas para que coja cuerpo y sácala de la nevera 1/2 hora antes de comerla para que puedas disfrutar más de su increíble cremosidad. Y así de fácil ya tienes lista esta riquísima tarta de queso.

Si te gusta esta receta de tarta de queso casera, puedes probar a hacer otras como la tarta de la abuela, la tarta de manzana con hojaldre y crema, la pavlova, la tarta de zanahoria o la tarta de limón y merengue.

receta-tarta-de-queso

La Mejor Tarta de Queso Sin Horno

La reina de las tartas.
4.9 from 28 votes
Tiempo de preparación 15 min
TIEMPO DE DESCANSO 3 h
Plato Postre
Cocina Americana
Raciones 12 porciones
Calor. 321 kcal

Ingredientes
  

Relleno

  • 1 lata de leche condensada (370 gramos)
  • 500 gr de queso Philadelphia
  • 300 gr nata
  • 1 taza pequeña de zumo de limón hasta arriba (100 ml)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Base

  • 14 galletas Digestive
  • 2 cucharaditas de mantequilla

Elaboración paso a paso
 

Relleno

  • Mezcla la leche condensada con el zumo de limón en un cuenco y remueve a mano hasta que esté bien integrado. Y reservas.
  • En otro bol pon el queso crema y la esencia de vainilla y remueve con la batidora de varillas. Es importante que el queso esté a temperatura ambiente para que se mezcle bien.
  • Monta la nata con la batidora de varillas hasta que te quede firme.
  • Añade la leche condensada con zumo de limón a la mezcla de queso crema y esencia de vainilla e integra bien con la batidora de varillas.
  • Añade la nata a la mezcla poco a poco, con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes.

Base

  • Tritura las galletas junto con la mantequilla algo derretida. Yo lo hago en una picadora de mano, también se puede hacer en la Thermomix o a mano metiendo las galletas en una bolsa y pasando por encima un rodillo o una botella de vino.
  • Prepara la base del molde poniendo un papel de hornear para que sea más fácil desmoldar. Yo uso un molde desmontable de 25cm. Pongo el papel en la base y luego pongo el aro. Es decir, no queremos que el papel suba por los bordes para que estos nos queden más lisos.

Montaje

  • Vuelca las galletas en el molde y aplasta bien la mezcla con la ayuda de una cuchara.
  • Echa encima la mezcla y con la ayuda de la espátula repártelo bien.
  • Mete en la nevera durante 3 horas para que coja cuerpo y sácala de la nevera 1/2 hora antes de comerla para que puedas disfrutar más de la cremosidad de ¡la mejor tarta de queso sin horno!
KEYWORDS la mejor tarta de queso sin horno, tarta de queso, tarta de queso sin horno
Pinterest@yoquieropostre

El Origen de la Tarta de Queso

Aunque esta receta viene de Sudáfrica, el origen de la tarta de queso se remonta a miles de años atrás en la Antigua Grecia. El primer antecedente confirmado de la tarta de queso proviene de la Isla de Samos, del año 2000 a.C. Más tarde, los atletas de los primeros Juegos Olímpicos, año 776 a.C, encontraron en este pastel de queso la fuente de energía necesaria para competir. 

La primera receta original data del año 230 d.C y se atribuye la autoría al escritor Ateneo. Consta como la receta de tarta de queso más antigua, pero los griegos ya llevaban más de 2000 años comiendo pastel de queso. La elaboración consistía, primero, en machacar el queso hasta que quedara suave y cremoso, luego mezclar el queso machacado en una sartén de latón con miel y harina de trigo, y, por último, se calentaba hasta convertirlo en una masa. Esta masa se reservaba para enfriar y luego se servía.  

Esta receta original de la tarta de queso fue llegando a todos los países de Europa a medida que el Imperio Romano se iba expandiendo por todo el continente. Aquello dio lugar a una gran variedad de recetas de tarta de queso, cada una contenía los ingredientes autóctonos de cada región y la influencia gastronómica y cultural de cada lugar.

Y desde Europa llevamos la receta de tarta de queso a Estados Unidos. El queso crema fue el ingrediente característico estadounidense. En 1872, un productor de leche de Nueva York, William Lawrence, intentó hacer un producto parecido al queso francés Neufchatel. Sin embargo, descubrió accidentalmente un proceso para crear queso crema. En 1880, este queso crema se empezó a comercializar en papel de aluminio con el nombre de Philadelphia Cream Cheese.

Trufas de Chocolate Negro con Leche Condensada

Trufas de Chocolate Negro con Leche Condensada

Las trufas de chocolate son el acompañamiento perfecto para las ocasiones especiales. Ahora que se acercan las Navidades, es tu oportunidad para sorprender a familiares y amigos con unas riquísimas trufas caseras.

Ahora que me vas conociendo un poco más, ya sabes que el chocolate me apasiona. Es una debilidad que tengo desde pequeña. Cuando tengo la oportunidad de hacer un postre de chocolate, como estas trufas, lo hago feliz.

Pero claro, de pequeña mi debilidad era más el chocolate con leche. El sabor amargo del chocolate negro y yo no nos entendíamos muy bien. Así que reconozco, que siempre tuve un sentimiento encontrado con las trufas, aquellos maravillosos dulces en forma de lágrimas achocolatadas … tan apetecibles, tan aparentemente aptos para mi paladar y … ¡pum! ese sabor amargo que me confundía. ¡No puede ser que esas cosas de chocolate tan bonitas sean amargas!, solía refunfuñar. Eran el placer prohibido.

Sí, es un postre para los amantes del chocolate. Los chocolateros de verdad. Y yo tenía que ser una más de la familia. No podía defraudar al Sr.Wonka.

Cuando eres pequeña, quieres ser mayor para poder conducir, salir con tus amigas, y hacer las cosas que hacen los mayores. Pues ésta era una de esa cosas. Cuando sea mayor me gustarán las trufas de chocolate. Yo sabía que estábamos destinadas a entendernos. Ellas y yo.

Años más tarde maduré, y mi paladar conmigo. Los dos íbamos creciendo en paralelo, nos íbamos educando a medida que iba probando más sabores.

Hoy no puedo vivir sin estas pequeñas.

Hay sabores que se hacen esperar y, que por alguna razón, no sólo van a terminar gustándote, sino que además los vas a amar. ¿A ti también te ha pasado?

Receta de Trufas de Chocolate con Leche Condensada

Con esta receta sabrás cómo hacer trufas de chocolate negro con leche condensada de manera muy fácil y sencilla.

1. Trocea la tableta de chocolate negro, métela en un bol y la derrites en el microondas a 700W poniéndolo 30 segundos. Remueve el chocolate y vuélvelo a meter otros 30 segundos. Repite esta acción hasta que el chocolate negro quede totalmente fundido. Consejo: no te puedes pasar porque el chocolate se quema fácilmente (y hace un humo tremendo, que me ha pasado). Para una tableta serán aproximadamente 2 minutos, pero siempre es mejor hacerlo poco a poco.

2. Añade la leche condensada al chocolate y remueve hasta que este todo bien integrado.

3. Deja enfriar la mezcla en el congelador durante ½ hora.

4. Saca la mezcla del congelador cuando haya pasado el tiempo y, con la pasta obtenida, forma bolitas pequeñas (20 gr. aprox) con las manos. Las vas colocando una a una en el papel de hornear. Consejo: preferiblemente no aprietes mucho al hacer las bolitas para que no te queden duras luego.

5. Reboza las trufas en cacao en polvo y guárdalas en la nevera ½ hora para que se enfríen. Et voilà! ¡Ya tienes unas deliciosas trufas de chocolate!

Para mí las recetas de trufas de chocolate son un básico en mi recetario. También te invito a probar a hacer trufas de chocolate blanco con oreo.

Si te gustan los postres con chocolate, también puedes probar a hacer  la tarta de la abuela, el brownie de chocolate, crepes con nutella o la tarta con mousse de chocolate.

receta-de-trufas-de-chocolate

Cómo Hacer Trufas de Chocolate Negro con Leche Condensada

Las trufas de chocolate son el dulce perfecto para poner el broche de oro a las comidas especiales. Una debilidad para cualquier paladar.
5 from 6 votes
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo en la nevera 1 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 20 unidades
Calor. 60 kcal

Ingredientes
  

  • 200 gr de chocolate negro para fundir
  • 125 gr de leche condensada
  • 20 gr de cacao en polvo

Elaboración paso a paso
 

  • Trocea la tableta de chocolate negro, métela en un bol y la fundes en el microondas.
  • Añade la leche condensada al chocolate y remueve hasta que este todo bien integrado.
  • Pon a enfriar la mezcla en el congelador durante ½ hora.
  • Saca la mezcla del congelador. Con ella forma bolitas pequeñas con las manos y las vas colocando en el papel de hornear.
  • Reboza las trufas en cacao en polvo y guárdalas en la nevera ½ hora para que se enfríen. Et voilà! ¡Ya tienes unas deliciosas trufas de chocolate!
KEYWORDS trufas de chocolate negro, trufas de chocolate negro con leche condensada
Pinterest@yoquieropostre
Tarta de Mousse de Chocolate y Galletas

Tarta de Mousse de Chocolate y Galletas

Soy culpable. Me declaro una gran fan de las tartas. Y desde que soy madre, más fan aún de las tartas que les gustan a mis hijos. Y una de ellas es esta tarta de mousse de chocolate y galletas.

Es un postre fácil y rápido de hacer sin horno. Antes solía hacer la tradicional tarta de mousse de chocolate, pero ahora con mis hijos en mente pensé que podía ser demasiado golpe de chocolate. Para contrarrestarlo decidí añadir galletas. Es otra tarta sin horno de chocolate como la tarta de la abuela de galletas y chocolate, pero con la cremosidad y suavidad de una mousse.

¡Cómo me gusta cuando se manchan de chocolate!

No me puede hacer más ilusión ver a mis hijos, los mayores críticos de mis postres, disfrutar con todos sus sentidos todo aquello que les preparo y cocino.

Este postre de mousse de chocolate se deshace en la boca. Tiene una textura suave y un sabor que es apto para todos los públicos, tanto para mayores y, sobretodo, para los más pequeños. De aquí salen las típicas escenas del niño con la cuchara en una mano y la boca llena de chocolate.

Decoración Tarta

Esta tarta con mousse de chocolate y galletas se merece que la adornes con las mejores galas en su presentación. Puedes decorarla con virutas de chocolate o con fresas. Las segundas le dan un toque de color, visten mucho y el sabor combina muy bien. Una de las cosas que más me gustan del mundo de los postres es que cada uno le puede dar su toque personal.

Cómo Hacer Tarta de Mousse de Chocolate

1. Monta 250 gramos de nata en un bol con batidora de varillas durante 3 minutos. Y reservas.

2. Trocea 250 gramos de chocolate negro, mételo en un bol aparte y añade 125 gramos de mantequilla. Derrite todo en el microondas a 700W poniéndolo 30 segundos. Remueve el chocolate y vuélvelo a meter otros 30 segundos. Repite esta acción hasta que el chocolate quede totalmente fundido. Consejo: no te puedes pasar porque el chocolate se quema fácilmente (y hace un humo tremendo, que me ha pasado). Para esta cantidad serán aproximadamente 2 minutos y medio, pero siempre es mejor hacerlo poco a poco.

3. Mientras dejas templar el chocolate, ve separando las yemas de las claras. Luego, con una batidora de varillas, monta las 4 claras a punto de nieve con una pizca de sal. Una vez estén bien montadas, añade el azúcar poco a poco hasta que quede brillante y no se noten los granitos de azúcar.

4. Ahora que el chocolate con mantequilla ya está templado, añade las yemas una a una removiendo cada yema hasta que se integre. Así hasta que hayamos añadido las 4 yemas.

5. A esta mezcla de chocolate le añadimos el merengue poco a poco con movimientos envolventes para que no se baje. Luego añade la nata montada también con movimientos envolventes hasta que quede todo integrado.

Montaje

6. En el molde desmontable circular (20 cm) pon un papel de horno circular, porque a la hora de desmontar la tarta es más cómodo y limpio. En mi molde caben 8 galletas, la idea es cubrir toda la superficie. Para eso primero deberás mojar las galletas María en la leche y colocarlas en la base del molde. Después separas la mezcla en dos tandas. El orden es: galletas – mezcla – galletas – mezcla.

7. Una vez has montado la tarta, métela en la nevera toda la noche para que esté lista para el día siguiente. Et voilà! … Ya tienes una riquísima tarta de mousse de chocolate y galletas.

Si te gusta el chocolate como a mí, afortunadamente en este blog podrás encontrar otros postres con chocolate fáciles de hacer como la tarta de la abuela, las trufas de chocolate, el brownie con nueces o crepes de nutella.

Y si te gustan las tartas caseras, puedes probar a hacer otras recetas del blog como  la tarta de queso “Acacia”la pavlovala tarta de limón y merengue , la tarta de calabaza o la tarta de manzana con hojaldre y crema.

receta-tarta-mousse-chocolate-galletas

Receta de Tarta de Mousse de Chocolate y Galletas

La tarta de mousse de chocolate y galletas es la combinación perfecta de una tarta de chocolate con la cremosidad y suavidad de una mousse.
5 from 9 votes
Tiempo de preparación 30 min
Tiempo de descanso 6 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 12 porciones
Calor. 338.5 kcal

Ingredientes
  

  • 250 gr chocolate para fundir (70% cacao)
  • 125 gr mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 pizca sal
  • 125 gr azúcar
  • 250 gr  nata para montar
  • 16  galletas María
  • Leche para mojar las galletas

Elaboración paso a paso
 

  • Monta la nata en un bol con batidora de varillas durante 3 minutos. Y la reservas.
  • Trocea la tableta de chocolate negro, métela en un bol aparte y añade la mantequilla. 
  • Deja que el chocolate se temple a temperatura ambiente.
  • Separa las yemas de las claras. Luego, con una batidora de varillas, monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Una vez estén bien montadas, añade el azúcar poco a poco hasta que quede brillante y no se noten los granitos de azúcar.
  • Ahora que el chocolate con mantequilla ya está templado, añade las yemas una a una removiendo cada yema hasta que se integre.
  • A esta mezcla de chocolate le añadimos el merengue poco a poco con movimientos envolventes para que no se baje. Luego añade la nata montada también con movimientos envolventes hasta que quede todo integrado.
  • Montaje de la tarta: Pon un papel de horno circular en el molde desmontable circular (20 cm). Moja las galletas María en la leche y colócalas en la base del molde. El orden es: galletas – mezcla – galletas – mezcla.
  • Una vez has montado la tarta, métela en la nevera toda la noche para que esté lista para el día siguiente. Et voilà! … Ya tienes una riquísima tarta de mousse de chocolate y galletas.
KEYWORDS mousse de chocolate, tarta de mousse de chocolate, tarta de mousse de chocolate y galletas
Pinterest@yoquieropostre
Trufas de Chocolate Blanco y Oreo

Trufas de Chocolate Blanco y Oreo

Mmmm… no te puedo explicar cuánto me gustan estas trufas de chocolate blanco y galleta oreo.

Por un lado me rechiflan las oreo, por otro lado me rechifla aún más el chocolate blanco, y todo en forma de trufa… que también me… pues eso. Este postre en su totalidad ¡ME RECHIFLA! 

¿Se sigue usando el verbo rechiflar, no? Porque no tengo otra forma de expresar lo riquísimo que está este postre. Imaginad el contraste de la costra de chocolate blanco con la jugosidad de la trufa.

Es un postre fácil de hacer y no necesita horno. Aunque la pasta es algo pegajosa, es una receta casera que puedes hacer con los niños, y comer, porque este tipo de trufas les va a encantar ya que no tienen el sabor amargo que sí tienen las trufas de chocolate negro.

Si me preguntaran “¿Blanca, qué trufas querrías de postre?”. Trufas de chocolate blanco con oreo. Para mí el chocolate blanco es una debilidad, y además las galletas oreo lo son también. Así que en mi opinión son las trufas PERFECTAS. Aun así, sigo pensando que las trufas de chocolate tradicionales son deliciosas e ideales para postre o para acompañar el café.

Cómo Hacer Trufas de Chocolate Blanco y Oreo

1. Mete en una picadora manual 154 gramos de galletas Oreo ( un paquete ) y, una vez estén machadas del todo, añade 100 gramos de queso crema Philadelphia. Mezcla hasta que este todo bien integrado.

2. Con la pasta hecha, forma bolitas pequeñas con las manos y las vas colocando en el papel de horno. Aunque la pasta está pegajosa, este paso es el que mas les gusta a los niños, es como jugar con plastilina y les entretiene mucho, lo único es que seguro que perderás  2 o 3 trufas.

3. Mete las trufas en el congelador durante 1 hora; hasta que queden duras y compactas.

4. Trocea la tableta de chocolate blanco, métela en un bol y la derrites en el microondas a 700W poniéndolo 30 segundos. Remueve el chocolate y vuélvelo a meter otros 30 segundos. Repite esta acción hasta que el chocolate blanco quede totalmente fundido. Consejo: no te puedes pasar porque el chocolate se quema fácilmente (y hace un humo tremendo, que me ha pasado). Para una tableta serán aproximadamente 2 minutos, pero siempre es mejor hacerlo poco a poco.

5. Saca las bolitas del congelador cuando haya pasado la hora y las bañas en el chocolate blanco con la ayuda de un palillo. Pincha la trufa y la bañas en el chocolate blanco, la dejas secar de nuevo en el papel de horno. Opcional: a mis hijos les encanta decorarlas con fideos de colores, este es el momento en el que ellos se ponen creativos.

6. Una vez has bañado todas las trufas, las metes en la nevera para que endurezcan. Et voilà! Ya tienes unas trufas riquísimas de chocolate blanco y oreo.

Y si te gustan las oreo tanto como a mí, puedes probar a hacer con tus pequeños ayudantes este delicioso frappé de oreo.

receta-de-trufas-chocolate-blanco-galleta-oreo

Receta de Trufas de Chocolate Blanco y Galleta Oreo

La trufas de chocolate blanco y galleta oreo es el dulce que va a conquistar a pequeños y mayores. Un postre muy fácil de hacer y sin horno.
5 from 7 votes
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo en el Congelador 1 h
Plato Postre
Cocina Francesa
Raciones 15 unidades
Calor. 121 kcal

Ingredientes
  

  • 154 gr galletas Oreo (un paquete entero)
  • 100 gr queso Philadelphia
  • 180 gr chocolate blanco para fundir (1 tableta)

Elaboración paso a paso
 

  • Mete en la picadora manual las galletas y, una vez este picado, añade la crema de queso. Mezcla hasta que este todo bien integrado.
  • Con la pasta hecha, forma bolitas pequeñas con las manos y las vas colocando en el papel de horno.
  • Mete las trufas en el congelador durante 1 hora; hasta que queden duras y compactas.
  • Trocea la tableta de chocolate blanco, métela en un bol y la derrites en el microondas.
  • Saca las bolitas del congelador y las bañas en el chocolate blanco con la ayuda de un palillo. Las dejas secar de nuevo en el papel de horno.
  • Una vez has bañado todas las trufas, las metes en la nevera para que endurezcan. Et voilà! Ya tienes unas trufas riquísimas de chocolate blanco y oreo.
KEYWORDS trufas de chocolate blanco, trufas de chocolate blanco y galleta oreo
Pinterest@yoquieropostre
Pavlova de Frutos Rojos

Pavlova de Frutos Rojos

La receta de pavlova de frutos rojos es una receta de ocasiones especiales en mi familia.

Cuando nos reunimos todos, mi madre y mi tía Carmela, que son grandes cocineras, traen siempre como postre pavlova de frutos rojos.

Es un dulce muy aparente, de elaboración muy básica y fácil de hacer. Merengue, nata y frutos rojos.

Siempre puedes poner otros frutos a tu gusto. Es recomendable que se sirva después de hacerlo, para que mantenga su consistencia.

Es un postre que se hacía en honor a la bailarina rusa Anna Pávlova en sus viajes a Australia y Nueva Zelanda.

Ahora que se acercan las Navidades, este postre es ideal para sorprender a tus familiares y amigos. Viste mucho y es muy fácil de hacer.

Tarta de Pavlova o Mini Pavlovas

Para ofrecer a mis invitados la experiencia de vivir ese momento mágico al abrir el merengue de la pavlova y sentir como cruje, degustar la nata y los frutos rojos al antojo de cada uno, últimamente estoy optando por crear mini pavlovas en lugar de crear la clásica tarta pavlova.

La receta es la misma y es igual de fácil de hacer, la única diferencia entre la tarta y las mini pavlovas está en el tamaño del nido hecho con merengue. Para hacer el nido de la tarta usas todo el merengue y empiezas a darle forma de nido encima del papel de horno. En cambio, para las raciones individuales vas creando nidos más pequeños de merengue.

Con la parte cóncava de una cuchara sopera empiezas a darle forma al nido, haciendo en el centro un hueco. Ese hueco, donde luego pondrás la nata, es lo que le da forma al merengue de nido o volcán.

¡Lo dejo a elegir a tu gusto! En mi opinión los invitados viven con más intensidad la magia de la pavlova si cada uno tiene su porción.

Y de un postre sale otro postre. Durante la elaboración del merengue, me han sobrado cinco yemas. ¿Y ahora que hago yo con estas yemas? No sabía que hacer con ellas y se me ha ocurrido aprovecharlas para hacer una crema catalana.

pavlova-receta-frutos-rojos

Receta de Pavlova de Frutos Rojos

Pavlova de frutos rojos es el postre ideal para vestir con elegancia tus comidas y cenas especiales. Sorprenderá tus sentidos.
4.78 from 18 votes
Tiempo de preparación 15 min
Tiempo de cocción 1 h 15 min
Plato Postre
Cocina Australiana, Neozelandesa
Raciones 8 personas
Calor. 308 kcal

Ingredientes
  

Merengue

  • 300 gr azúcar glas
  • 5 claras de huevos
  • 3 cucharaditas fécula de maíz (Maicena)
  • 1 cucharadita vinagre blanco o vinagre de manzana

Nata

  • 500 ml nata líquida
  • 150 gr azúcar
  • 25 gr azúcar avainillada

Para poner encima

  • 125 gr frambuesas
  • 50 gr moras
  • 50 gr pistachos
  • Coulis o mermelada de frambuesa (opcional)

Elaboración paso a paso
 

Merengue

  • Precalienta el horno a 120º arriba y abajo.
  • En un bol monta las claras a punto de nieve con una batidora de varillas eléctrica. Cuando estén montadas pero no excesivamente firmes, ve añadiendo el azúcar glas poco a poco. Bate hasta que quede brillante, que no se note nada el azúcar.
  • Añade las cucharadas de maicena con el colador y bate con las varillas (esto es para que no se bajen las claras). Por último, añade la cucharada de vinagre y bate con las varillas
  • Con el merengue listo, es el momento de crear 6/8 nidos, si vas a crear raciones individuales, o un nido de 20 cm de diámetro si vas a hacer la tarta. Este nido lo creas poniendo un pegote de merengue, con la cuchara sopera, encima del papel de horno. Con la parte cóncava de la cuchara empiezas a darle forma al nido, haciendo en el centro un hueco.
  • Mételo en el horno y deja que se haga el merengue durante 1 hora, si estás haciendo las mini pavlovas, y 1 hora y cuarto si estás haciendo la tarta.

Relleno

  • Pon en un bol la nata y móntala con la batidora de varillas eléctrica. Ve añadiendo el azúcar poco a poco. Bate durante diez minutos hasta que la nata quede espesa.

Montaje

  • Para montar las raciones, coloca la nata sobre los nidos de merengue y encima decora a tu gusto con los frutos rojos, pistachos triturados y coulis de frambuesa. Et volià! Tienes una increíble pavlova lista para sorprender tus sentidos!

Notas

Otra forma de hacer la salsa de frambuesa es poner una cucharada de mermelada de frambuesa en un bol y meterlo en el microondas durante 30 segundos. Después añade una cucharadita de agua y remueve hasta que quede como una salsa. Si quieres quitar las pepitas de la mermelada de la salsa, puedes colarlo en un colador.
KEYWORDS pavlova, pavlova de frutos rojos
Pinterest@yoquieropostre
Tarta de Calabaza

Tarta de Calabaza

La tarta de calabaza, o pumpkin pie, es un postre ideal para disfrutar las tardes de otoño, y un complemento perfecto si celebras con los peques la fiesta de Halloween.

Hoy vamos a hacer la tarta de calabaza receta de Will, un buen amigo de Víctor que, cuando se enteró que estábamos creando este blog, nos ofreció gentilmente esta receta para compartirla con vosotros. Will es un verdadero artista en la cocina, así que ya os garantizo que os va apasionar esta tarta.

Ya te aviso que esta receta de pastel de calabaza va a ser un descubrimiento si no la habías probado antes, porque lo fue para mí. Reconozco que nunca había sido una gran fan de las recetas con calabaza … ¡hasta hoy! Este plato lo definiría como un delicioso manjar de otoño.

Esta tarta casera es la conocidísima pumpkin pie americana y la estamos haciendo el mismo día de Halloween, así que nos va dar mucho juego. La base de la tarta está hecha de galleta; y el relleno tiene una textura suave y cremosa.

¿De qué te vas a disfrazar este Halloween?

Hay que aprovechar que la calabaza está de temporada. He comprado calabaza cortada para la tarta y calabazas enteras con motivos decorativos. Pero creo que mis hijos las van a dar más uso que yo con su imaginación. Ahora que estoy en la cocina a puntito de hacer esta deliciosa tarta, ellos están con su abuela preparando los disfraces.

Cómo Hacer la Tarta de Calabaza

  • Enciende el horno y ponlo a 180º arriba y abajo.
  • Vierte 300 gramos de galletas Digestive y 25 gramos de aceite de coco ( o mantequilla) en la Thermomix; velocidad turbo durante 4 segundos. Te quedará un polvo bien mezclado. Si no tienes Thermomix, puedes triturar las galletas con una batidora de mano. 
  • Coloca el polvo de galleta en el molde de cerámica (el molde que he utilizado es un molde rizado de cerámica para horno de 29 centímetros ) y lo vas aplastado con una cuchara hasta que quede una masa compacta con la forma del molde. Y reservas.
  • Pon en una olla agua y los 750 gramos de calabaza a fuego medio. Una vez que empiece a hervir el agua, comprueba que la textura de la calabaza esté blandita. Quita la cáscara y trituras la calabaza con un tenedor, o la batidora de mano, hasta hacerla puré.
  • Introduce en un bol el puré de calabaza y 4 huevos y lo bates. Añade a la mezcla 150 gramos de azúcar moreno; una cucharadita de: sal rosa, nuez moscada y canela; una cucharada de extracto de vainilla; 150 gramos de nata para montar y 2 cucharadas de harina.
  • Vierte la mezcla en el molde de cerámica, ya con la base de galleta, y lo metes en el horno, precalentado a 180º, durante 45 minutos.
  • Al sacarlo del horno, dejas que se enfríe la tarta a temperatura ambiente unos 10 minutos y luego la metes en la nevera durante dos horas. 

Si tienes pequeños en casa y te estás preguntando si la tarta de calabaza es un postre que les vaya a gustar … ¡definitivamente sí! Otra tarta deliciosa para que tus hijos se chupen los dedos es la tarta de la abuela o la tarta con mousse de chocolate y galletas.

tarta-de-calabaza-pumpkin-pie

Receta de Tarta de Calabaza o Pumpkin Pie

La tarta de calabaza, o pumpkin pie, es un postre ideal para disfrutar las tardes de otoño, y un complemento perfecto si celebras con los peques la fiesta de Halloween.
4.91 from 11 votes
Tiempo de preparación 20 min
Tiempo de cocción 45 min
Tiempo de Reposo 2 h
Plato Postre
Cocina Americana
Raciones 10 porciones
Calor. 315 kcal

Ingredientes
  

Base

  • 300 gr galletas de avena
  • 25 gr aceite de coco o mantequilla

Relleno

  • 150 gr azúcar moreno
  • 150 gr nata para montar
  • 750 gr calabaza pelada
  • 2 cucharadas harina
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita canela
  • 1 cucharadita nuez moscada
  • 1 cucharadita sal rosa
  • 1 cucharada extracto de vainilla

Elaboración paso a paso
 

  • Pon el horno a precalentar 180º arriba y abajo.

Base de Galleta

  • Vierte las galletas y el aceite de coco (si no tienes aceite puedes usar mantequilla) en la Thermomix; velocidad turbo durante 4 segundos. Te quedará un polvo bien mezclado. Puedes triturar las galletas también con una batidora de mano. 
  • Coloca el polvo de galleta en el molde de cerámica (29 cm) y lo aplastas con una cuchara hasta que quede una masa compacta con la forma del molde.

Relleno

  • Pon en una olla agua y los 750 gramos de calabaza a fuego medio. Una vez que empiece a hervir comprueba que la textura de la calabaza esté blanda. Quita la cáscara y trituras la calabaza con un tenedor, o la batidora de mano, hasta hacerla puré.
  • Introduce en un bol el puré de calabaza y los huevos y bates. Añade a la mezcla, mientras vas mezclando, el azúcar moreno, la sal rosa, la nuez moscada, la canela, el extracto de vainilla, la nata para montar y la harina.
  • Vierte la mezcla en el molde de cerámica, ya con la base de galleta, y lo metes en el horno durante 45 minutos.
  • Al sacarlo del horno, dejas que se enfríe la tarta a temperatura ambiente unos 10 minutos y luego la metes en la nevera durante dos horas. Et voilà! Ya tienes una deliciosa tarta de calabaza.
KEYWORDS receta de tarta de calabaza, tarta de calabaza
Pinterest@yoquieropostre